Claves para ser un buen administrador de fincas

azdfa

Los administradores de fincas se encargan de gestionar los aspectos técnicos, legales y financieros que se necesitan para la correcta gestión y mantenimiento de las comunidades de vecinos. Son elegidos por la Comunidad de Propietarios, y entre sus funciones principales están elaborar, planificar y gestionar el presupuesto anual de las distintas comunidades de vecinos.

A pesar de que se encargan de estas actividades, realizan muchas más funciones con carácter complejo.

Se conoce que un buen administrador de fincas ha de tener una serie de características que lo destaquen del resto. Fundamentalmente, un buen administrador de fincas ha de tener una comunicación adecuada, para poder comunicar a todos los propietarios vecinos, las distintas gestiones y tareas llevadas a cabo.

Por su puesto, esto reduce la desconfianza y las posibles quejas de los propietarios.

Características de un buen administrador de fincas

Otra de las características fundamentales, es realizar un trabajo con transparencia y neutralidad, para transmitir esa empatía, comprensión necesaria ante los problemas y sobre todo neutralidad. En ningún caso, el buen administrador se posiciona a favor de algún propietario.

La rapidez y eficacia es una de las características más valoradas por su capacidad de optimización. Muchos de los administradores de fincas, ya utilizan software como Fynkus, para por ejemplo, manejar de forma automática y en vivo los movimientos bancarios cada día. El sistema de categorización ahorra mucho tiempo a los expertos para centrarse en aquellas tareas que no se pueden automatizar.

La metodología, es necesaria para poder realizar con agilidad y rapidez cualquier gestión. Con el objetivo de llevar a cabo un buen trabajo, es fundamental implantar una metodología que les permita realizar todas las tareas por orden.

Uno de los errores más comunes en este sector, es la falta de disponibilidad. Es decir, la dificultad para localizar al Administrador de Fincas. No es necesario, siempre estar disponible para solucionar los problemas, en muchas ocasiones eso será imposible, sin embargo, si confirmamos la recepción de esa petición, las personas se sienten más tranquilas pues se sienten escuchadas y que su petición ya se ha registrado.

Ya existen herramientas para los administradores de fincas, que este tipo de problemáticas los resuelve de forma efectiva. Lo ideal es que con una sola llamada, la llamada queda registrada en el perfil e historial del cliente, con el fin de ahorrar tiempo y evitar que tras una llamada, se debe anotar la información y de nuevo llamar a la persona más tarde.

De esa forma, se solventan muchos puntos: la eficacia, rapidez, transparencia, comunicación,etc.

Actualizado el