Césped artificial en el jardín: ¿es la elección correcta?

Césped artificial

La elección del césped artificial para tu jardín es una decisión a largo plazo que requiere una cuidadosa evaluación, tanto de la elección del propio artificial como de la elección final del producto.

Podemos exponer nuestro interés y decirle sin rodeos que la sustitución del césped natural por el césped artificial es una gran solución para cualquier ocasión y una inversión válida, sean cuales sean las condiciones.

Un césped artificial de alta calidad puede darle una gran satisfacción. Quienes optan por este producto aman la naturaleza y quieren tener un jardín bien cuidado, pero, al mismo tiempo, no tienen ni el tiempo ni los conocimientos necesarios para mantenerlo en buen estado. Si, por el contrario, te gusta la jardinería y puedes conseguir un bonito jardín sin demasiado esfuerzo, no tiene grandes problemas de plagas y vive en una zona no afectada por los insectos, lo natural puede darle una satisfacción única.

¿Para quién es adecuado el césped artificial?

Recomendamos un buen césped artificial si:

  • Tiene continuas dificultades prácticas para gestionar tu césped.
  • Vives en una zona en la que la exposición al sol, el calor/frío, la humedad o la sequía se dejan sentir especialmente en tu jardín.
  • Tienes problemas con los insectos (mosquitos, hormigas, abejas y moscas) cada año tienes que recurrir a pesticidas e insecticidas, que son perjudiciales para ti, para los animales y para el medio ambiente.
  • Quieres limitar su impacto medioambiental.
  • Simplemente te gustaría tener un jardín siempre perfecto, pero no tienes tiempo para cuidarlo.
  • Sufres de alergia al heno.

Ventajas e inconvenientes del césped artificial

Las VENTAJAS más evidentes del césped artificial:

1. Estética

La belleza estética de un césped artificial es objetiva, no conoce tiempo ni estación, es perfecto tanto en invierno como en verano, después de un largo día de sol en agosto y después de fuertes lluvias. No hay manchas de hierba quemada, ni plantas de otro tipo que crezcan y tengan que ser eliminadas, ni defectos visuales.

2. Adaptabilidad

Un césped artificial, si es de alta calidad y está instalado por profesionales, puede adaptarse a cualquier condición y situación: desde el tejado de una casa a un balcón, desde un jardín exterior a una habitación interior.

3. Limpieza

El césped artificial no se embarra después de un chaparrón y su secado es rápido y sencillo. Lo único que hay que hacer es recoger el follaje y el mantenimiento se reduce prácticamente a cero.

4. Ahorro de tiempo, dinero y energía

El césped artificial no necesita ser cortado, abonado, ni recibir cuidados o tratamientos especiales, ni tampoco necesita ser regado constantemente, especialmente durante la temporada de calor. Se ahorra tiempo, dinero y agua, que es un recurso muy importante.

5. Ideal también en presencia de niños y animales

No hay problema si en tu jardín hay niños a menudo (de hecho, puedes incluso introducir una almohadilla de choque bajo la alfombra de césped si hay juguetes peligrosos instalados) o perros y gatos.

Las desventajas del césped artificial dependen, en gran medida, de su calidad. Con la hierba real esta lista se reduce a cero, pero aclaremos punto por punto.

1. Desvanecimiento

Entre las desventajas suele estar el problema de la decoloración del césped con el paso del tiempo debido a los rayos UV. Existen diferentes tipos de tecnologías de producción y coloración del césped artificial, pero no todos los sistemas garantizan la resistencia del color a largo plazo.

2. Aplanamiento de los hilos

El aplanamiento de las briznas de hierba es otro problema típico del césped artificial baratos. El desgaste intenso o el aplastamiento continuo pueden hacer que las hojas de hierba se aplasten. Desde este punto de vista, la calidad de la alfombra sintética es crucial.

3. Mal instalación

Para obtener el mejor resultado, la instalación del césped artificial debe ser realizada por instaladores profesionales, lo que a veces supone un coste adicional.

4. Acumulación de calor

Un césped artificial tiende a calentarse más en verano que un césped natural. En realidad, basta con un chorrito de agua de vez en cuando para mantener el césped fresco.

¿Dónde se puede instalar el césped artificial?

La respuesta es muy sencilla: en cualquier lugar, en el patio trasero, en una piscina (que contiene productos químicos en el agua que son perjudiciales para el césped natural), en una terraza, en un suelo de hormigón e incluso en el tejado.

Actualizado el