CERTIFICADO ENERGÉTICO ¿QUÉ ES?

Arquitodo

Es un documento informativo en el que se determina cuánto consume un edificio y cuántas emisiones de CO2 emite a la atmósfera. Incluye la calificación de la eficiencia energética y el consumo de un edificio o parte de éste (vivienda, local, oficina etc.), información del procedimiento, descripción de las características energéticas y recomendaciones de mejora viables.

El certificado energético indica si la vivienda es de clase A, que significa que es de las que menos consumen, o de clase G, de las que más consumen (suelen ser las viviendas más antiguas), al igual que las etiquetas de los electrodomésticos.

La validez del certificado es de diez años y el propietario es responsable de su renovación.

Para alquilar o vender una vivienda el propietario debe hacerse cargo de contar con este documento como establece el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril. Además, para que tenga el carácter de certificado se debe registrar en un organismo oficial de la comunidad autónoma correspondiente.

La finalidad del certificado energético es que todas las viviendas se vayan convirtiendo en lo más eficientes energéticamente posibles, de manera que las viviendas con peor calificación energética se vayan reformando, con la idea de que en un futuro no muy lejano todas las viviendas tengan casi un consumo nulo de energía. El resultado de la calificación energética de una vivienda no conlleva ningún tipo de consecuencia, ya que, como hemos señalado anteriormente, se trata de un documento informativo.

En la calificación energética de una vivienda se valoran aspectos como la fachada, suelos, cubiertas, muros, puentes térmicos, ventanas, materiales, el espesor o las instalaciones como la calefacción, el agua caliente, los baños y la cocina. Los aparatos electrónicos no se tienen en cuenta para la valoración.

Para obtener la calificación se utiliza un programa específico en el que se introducen los datos de la vivienda y lo que esta consume, además de todas las emisiones de CO2 que puedan transferirse a la atmósfera.

Para la tramitación del certificado energético, una vez obtenida la etiqueta de calificación energética y el informe con las propuestas de mejora, el último paso es llevarlo al registro. Esto es obligación del propietario, pero también lo puede hacer el propio técnico.

Los técnicos que pueden emitir un certificado energético, son los arquitectos, los arquitectos técnicos o los ingenieros.

Cada vez está creciendo más la conciencia energética en todo el planeta y ser conscientes de ello no solo ayudará al medio ambiente, sino que nos ayudará día a día a reducir costes.

En www.arquitodoestudio.com elaboramos certificados energéticos. ARQUITODO es un Estudio de Arquitectura que presta servicios de consultoría en materia de eficiencia energética, arquitectura, interiorismo y topografía entre otros.

Si tienes cualquier otra duda o necesitas una empresa experta en eficiencia energética, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de atenderte.

Actualizado el