Carga de vehículo eléctrico con energía solar

AnaZet

Hoy en día, a la hora de cargar vehículos eléctricos, lo más habitual es que pensemos en la electricidad tradicional, es decir, en puntos de recarga facilitados a través de las redes tradicionales. Pero lo cierto es que te has preguntado más de una vez: ¿Es posible cargar mi coche mediante paneles solares?

La respuesta es sí, puede producir el combustible para su automóvil en su propia casa. Para lograr este objetivo, lo único que hay que hacer es instalar equipos fotovoltaicos, que pueden generar en casa la mayor parte de la electricidad que necesita el automóvil para moverse.

Este es un tema que ha despertado gran interés y sospecha, por ello, aclararemos algunos problemas que surgen a la hora de instalar paneles solares para cargar coches eléctricos domésticos.

¿Es viable cargar el coche eléctrico con placas solares?

Cuando tienes un coche eléctrico, cargarlo con energía limpia en casa es una opción económica y sostenible. Pero para garantizar la viabilidad de cargar vehículos eléctricos a través de paneles solares, es muy importante comprender cuánta energía necesitan nuestros vehículos para circular todos los días.

Lo primero que debe hacer es asegurarse de que los paneles fotovoltaicos que ha instalado en su hogar o que planea instalar en un futuro próximo generen energía suficiente para alimentar su automóvil y el resto de su casa.

El método de cálculo de la energía consumida por un automóvil es muy simple porque se calcula en kilovatios-hora (kWh) por cada 100 kilómetros. Para que todos nos entendamos, por cada 100 km, un vehículo eléctrico consumirá unos 18 kWh.

En la mayoría de los casos, para cargar un vehículo eléctrico basta con instalar cuatro paneles solares.

¿Cuánto produce una instalación solar?

Se estima que una instalación solar genera alrededor de 450 kWh por cada panel solar cada año. Para saber cuántas necesitaremos, deberemos hacer una aproximación de los kilómetros que recorreremos en un año.

Debes recordar que la instalación solo se realiza durante las horas de sol. Por tanto, si no consumes todos los kWh a la vez, añade más vehículos y casas, se escaparán a la red por el contador.

¿Qué ocurre con la energía que no consumo? Esos kWh quedarán registrados y el sistema los tarifica a un precio X que se compensará con el importe de los kWh que consumimos de la red.

Hay que tener en cuenta que las cargas rápidas sólo van a estar al alcance de las llamadas “electrolineras”. Puntos de repostaje especialmente preparados, desde el punto de vista de infraestructura eléctrica, para poder hacer cargas rápidas o ultrarápidas superiores a 10 kWh

Este tipo de instalaciones suelen tener contratados más de 100 kW de potencia, por lo que la red eléctrica de la zona debe ser adecuada a estos consumos. Precisamente este es el aspecto que trae de cabeza a parkings, garajes, comunidades de vecinos, barrios, pueblos… pero que hace más feliz a las distribuidoras eléctricas, que se frotan las manos con la situación.

Para finalizar y desde un punto de vista económico y medioambiental, producir tu propio combustible desde casa es una buena decisión, ya que ahorrarás en combustible eléctrico no sólo para tu vehículo sino también para tu vivienda. Si eres dueño de coche eléctrico y estás planteándote instalar un kit fotovoltaico en casa, puedes ponerte en contacto con AnaZet.

Actualizado el