Calderas de condensación

Caldera

Las calderas de condensación han demostrado ser el sistema más eficiente para calefacción de gas y agua caliente. Tanto es así que desde 2015 este tipo de calderas solo se pueden fabricar en Europa, por lo que el resto de calderas de baja eficiencia irán desapareciendo paulatinamente del mercado. Si quieres la tuya, te recomendamos la web de Calderabarata.es

Sin embargo, si todavía cree que se está perdiendo información sobre las calderas de condensación, aquí hay una lista de sus muchas ventajas y algunas desventajas (aunque hay algunas).

​Ventajas de las calderas de condensación

Su alta eficiencia energética

Como ya hemos mencionado, las calderas de condensación resultan ser las calderas de gas más eficientes por su particular funcionamiento, que permite obtener eficiencias cercanas al 100% sobre el poder calorífico superior, es decir, incluyendo el poder calorífico proporcionado por condensación. Hay que recordar que cuando se analizaron los rendimientos de la caldera en función del menor poder calorífico, los rendimientos rondaban el 115%, pero este sistema de medición ya no se utiliza.

Estos niveles de eficiencia se logran ya que estos dispositivos recuperan el calor latente de la condensación del vapor de agua, calor que en las calderas convencionales se desperdiciaba en la salida de humos.

Ahorros en la factura del gas

En comparación con las calderas convencionales, y gracias a la tecnología de aprovechamiento del calor por condensación, estas calderas consiguen un ahorro de alrededor del 25 al 30% en el consumo energético. Esto se traduce directamente en un ahorro económico considerable en la factura del gas cada mes, lo que significa que la inversión en la compra de la caldera se amortiza en cuestión de meses.

Reduce las emisiones contaminantes

La recuperación de la energía de condensación permite que la caldera funcione a baja temperatura, mejorando la eficiencia y limitando así las emisiones de gases contaminantes.

Las calderas de condensación reducen las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) y dióxido de carbono (CO2) hasta en un 70%. Por tanto, la sustitución progresiva de las viejas calderas por calderas de condensación en España ayudaría a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y evitaría efectos nocivos para la atmósfera y la salud pública como el smog fotoquímico.

Mejor regulación en función de la demanda

En las calderas convencionales, la temperatura de los gases de combustión y del agua de la caldera debe estar por encima del punto de rocío de los gases y esto impide que se adapten eficazmente a las variaciones de demanda.

Las calderas de condensación, en cambio, se adaptan a la demanda en cualquier rango de funcionamiento del equipo. La potencia mínima es muy baja, lo que los mantiene funcionando sin parar, lo que se traduce en un ahorro considerable.

Son más silenciosas

Como mencionamos, las calderas de condensación funcionan sin parar, por lo que evitamos el continuo sonido “explosivo” de encendido y apagado. Además, el ventilador que inyecta la mezcla aire-gas es modulante, por lo que se adapta a la cantidad de combustible que quemamos.

Inconvenientes de las calderas de condensación

Requieren de una mayor inversión

Las calderas de condensación son más caras que las tradicionales. Sin embargo, como ya hemos dicho, esta inversión se amortiza en unos meses gracias al ahorro económico que verás en la factura del gas.

El desagüe de las calderas de condensación

Una pequeña desventaja de las calderas de condensación es la necesidad de instalar un drenaje para eliminar el condensado.

Si vemos una fachada con varias calderas en funcionamiento, podemos comprobar fácilmente que las calderas de condensación son aquellas en las que sale vapor de agua por la salida de humos. Este vapor es completamente inofensivo pero hay algunos usuarios que pueden resultar molestos. Por otro lado, si la chimenea no se instala correctamente hacia arriba, la condensación podría provocar goteos, aunque esto no es lo más habitual.

Como puede ver, hay más ventajas que desventajas de las calderas de condensación, por lo que si necesita reemplazar su caldera de gas, no dude en elegir el sistema más eficiente.

Actualizado el