Bombeo solar fotovoltaico

Helioesfera

El bombeo solar fotovoltaico consiste, por lo general, en llevar agua desde un poco o acequia hasta un tanque de almacenamiento de agua desde el que se regará por gravedad cuando haya necesidad.

Evolución

El bombeo solar fotovoltaico ha estado desde hace mucho tiempo con nosotros pero desde hace unos pocos años el incremento de la demanda de este tipo de instalaciones ha sido muy grande.

Este se debe a varios motivos:

  • El primero y principal, a la disminución de la bajada de los precios que se ha venido dando en los últimos años sobretodo de los paneles solares.
  • Eliminación del impuesto al Sol que, aunque no influye en ningún momento en este tipo de instalaciones, había provocado en los clientes la falsa percepción de que no se podía poner.
  • La mejora técnica y de proveedores de bombeo solar que han hecho que haya muchísima oferta de productos en el mercado y de gran calidad.
  • Un efecto llamada que ha retroalimentado a la demanda. Los consumidores que instalan este tipo de bombeo suelen quedar muy contentos y corren la voz.

¿Por qué es interesante el bombeo solar?

Las ventajas de bombeo solar fotovoltaico son muchas pero las más destacadas las enunciamos a continuación:

  • Muy predecible la producción
  • Instalación relativamente fácil
  • No necesita conexión a la red eléctrica.
  • Económicamente muy rentable. Tanto que en la mayoría de los casos es más rentable que comprar la energía de la red.
  • Mejora de la tecnología bombas que se estropean mucho menos y se pueden adaptar tanto a corriente continua como alterna.
  • Muy poco mantenimiento
  • Funcionamiento automático. No es necesario hacer nada para que el bombeo vaya funcionando según demanda.

Partes de un sistema de bombeo fotovoltaico

Como ya hemos comentado el sistema de bombeo solar fotovoltaico es bastante sencillo. A continuación mostramos un diagrama de las partes del sistema.

El sistema está formado por:

  • El generador fotovoltaico, es decir, los paneles fotovoltaicos que producen la energía en forma de corriente continua.
  • El inversor/controlador de la bomba, que es el encargado de entregar la energía eléctrica a la bomba según sus necesidades.
  • La bomba de agua, que es la encargada de utilizar esa energía para elevar el agua a un depósito.

También comentar que las bombas han mejorado tanto que muchas ya no necesitan el inversor/controlador. Estas bombas tienen un circuito que les permite trabajar tanto en continua como en alterna y en un rango amplio de tensión.

Esto hace que la instalación sea muy versátil ya que puede trabajar con paneles, con un generador, conectada a la red, …

Accesorios

Aunque la instalación es muy sencilla es recomendable tener en cuenta algunos accesorios que, aunque no son indispensables, pueden ser muy útiles.

Controlador de llenado y boya: Si queremos que el sistema funcione de forma completamente autónoma y que el depósito no se desborde se puede instalar una boya en el depósito y un controlador que va a parar la bomba en el momento que el depósito esté lleno.

Conmutador manual: También es interesante instalar en el cuadro un conmutador manual que nos permita parar o encender la bomba a demanda.

Boyas para evitar la evaporación: Si el deposito de riego está al descubierto es recomendable utilizar boyas para evitar la evaporación del agua del depósito. Si en lugar de un depósito tenemos un pequeño lago podemos instalar paneles solares flotantes que nos ahorrará espacio en tierra y evitará la evaporación del agua.

Utilización responsable del agua

Por último es importante recordar que el agua es un recursos limitado y muy valioso. Hacer un uso correcto del agua y no desperdiciarla es muy importante. Regar al atardecer para evitar la evaporación o utilizar riego por goteo pueden ser alternativas que complementan perfectamente al bombeo solar fotovoltaico.

Actualizado el