Beneficios de la magnetoterapia

Magne

La magnetoterapia utiliza imanes para tratar ciertas condiciones. En esta hoja informativa, aprenderá más sobre esta práctica, sus principios, su historia, sus beneficios, quién la práctica, cómo y, finalmente, las contraindicaciones.

La magnetoterapia es una práctica no convencional que utiliza imanes con fines terapéuticos. En este contexto, los imanes se utilizan para tratar una gran variedad de problemas de salud como dolores crónicos, migrañas, insomnio, trastornos de cicatrización...

Existen dos categorías principales de imanes

  • Los imanes estáticos o permanentes: cuyo campo electromagnético es estable. Estos son imanes de baja intensidad que pueden ser usados de forma independiente e individual.
  • Los imanes pulsados: cuyo campo magnético varía y que deben ser conectados a una fuente eléctrica. Los imanes pulsados se venden como pequeños dispositivos portátiles o se utilizan en la oficina bajo supervisión médica.

Los principios fundamentales

El modo de acción de la magnetoterapia sigue siendo un misterio. No se sabe cómo los campos electromagnéticos influyen en el funcionamiento de los mecanismos biológicos. Se han planteado varias hipótesis, pero ninguna ha sido probada hasta la fecha.

La hipótesis más común es que los campos electromagnéticos actúan estimulando la función celular. Otros argumentan que los campos electromagnéticos activan la circulación sanguínea, lo que a su vez promueve el suministro de oxígeno y nutrientes, o que el hierro en la sangre actúa como conductor de la energía magnética. Los campos electromagnéticos también pueden interrumpir la transmisión de señales de dolor entre las células de un órgano y el cerebro. La investigación está en curso.

Los beneficios de la terapia magnética

Hay pocas pruebas científicas de la eficacia de los imanes. Sin embargo, algunos estudios han puesto de relieve su influencia positiva en ciertas condiciones. Por ejemplo, el uso de imanes permitiría.

Estimular la curación de las fracturas que tardan mucho tiempo en curarse

Numerosos estudios informan sobre los beneficios de la magnetoterapia con respecto a la curación. Por ejemplo, los imanes pulsados se utilizan comúnmente en la medicina convencional cuando las fracturas, en particular las de huesos largos como la tibia, tardan en curarse o no se han curado completamente. Esta técnica es segura y muy efectiva.

Ayuda a aliviar los síntomas de la osteoartritis

La conclusión general de esos estudios fue que la reducción del dolor y otros síntomas físicos, si bien era mensurable, era modesta. No obstante, dado que este enfoque es relativamente nuevo, las investigaciones futuras pueden proporcionar una indicación más clara de su eficacia acerca de los equipos de magnetoterapia.

Ayudar a aliviar algunos síntomas de la esclerosis múltiple

Algunos estudios sugieren que los campos electromagnéticos pulsados pueden ayudar a reducir los síntomas de la esclerosis múltiple. Los principales beneficios serían un efecto antiespasmódico, la reducción de la fatiga y la mejora del control de la vejiga, la función cognitiva, la movilidad, la visión y la calidad de vida. Sin embargo, el alcance de estas conclusiones es limitado debido a las deficiencias metodológicas.

Contribución al tratamiento de la incontinencia urinaria

En varios estudios de cohorte o de observación se han evaluado los efectos de los campos electromagnéticos pulsátiles en el tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo (por ejemplo, la pérdida de orina con el ejercicio o la tos) o la incontinencia de urgencia (la pérdida de orina inmediatamente después de una sensación de urgencia de la necesidad de evacuar). Se han llevado a cabo principalmente en mujeres, pero también en hombres tras la extirpación de la próstata. Aunque los resultados parecen prometedores, las conclusiones de esta investigación no son unánimes.

Contribuir al alivio de la migraña

En 2007, un examen de la literatura científica mostró que el uso de un dispositivo portátil que genera campos electromagnéticos pulsados podría ayudar a reducir la duración, la intensidad y la frecuencia de las migrañas y ciertos tipos de dolores de cabeza. Sin embargo, la eficacia de esta técnica debería evaluarse en un ensayo clínico más amplio.

Otros estudios han demostrado que la magnetoterapia podría ser eficaz para aliviar ciertos tipos de dolor (artritis reumatoide, dolor de espalda, pies, rodillas, dolor pélvico, síndrome de algas miofasciales, latigazo cervical, etc.), reducir el tinnitus, tratar el insomnio. La magnetoterapia sería beneficiosa en el tratamiento de la tendinitis, la osteoporosis, los ronquidos, el estreñimiento asociado a la enfermedad de Parkinson y las lesiones de la médula espinal, el dolor postoperatorio, las cicatrices postoperatorias, el asma, los síntomas dolorosos relacionados con la neuropatía diabética y la osteonecrosis, así como en la modificación del ritmo cardíaco. Sin embargo, la cantidad o la calidad de las investigaciones no son suficientes para validar la eficacia de la magnetoterapia para estos problemas.

Actualizado el