Beneficios fiscales en Castilla y León

adsa

Las deducciones fiscales favorecen a más de 60.000 contribuyentes de Castilla y León por un valor de 44,4 millones de euros

Estos incluyen medidas fiscales favorables para el nacimiento y adopción, familias numerosas y el cuidado de niños menores de edad.

Las deducciones fiscales concretas en Castilla y León han beneficiado a más de 60.000 contribuyentes por un importe de 44.448.000 euros en 2019, lo que coloca a la Comunidad Autónoma como la Comunidad Autónoma que ha implantado el sistema de ventajas fiscales "la más beneficiosa al fomento de la natalidad". y la defensa de las familias en España ”.

Así lo manifestó la Junta de Castilla y León en un comunicado enviado a Ical, en el que recordó que el “compromiso” del ejecutivo autonómico de “sustentar y perfeccionar el marco de las medidas fiscales destinadas a motivar y resguardar a las familias de Castilla y León", fundamentalmente en las" rentas medias y bajas "de la Comunidad por haber constituido" límites de ingresos ".

Todas estas disposiciones están acopiadas en el Decreto Legislativo 1/2013, de 12 de septiembre, por el que se aclama el escrito refundido de las resoluciones legales de la Comunidad de Castilla y León en asunto de impuestos propios y cedidos, y entre ellas se integra una consecuencia superior por el nacimiento. y adopción, acrecentada en las zonas rurales, que en 2019 permitió a los castellanos y leoneses descontar 1010 euros por cada hijo nacido o adoptado por el primer hijo, 1475 por el segundo y 2351 por el tercero.

Las medidas también incluyen deducciones por nacimientos múltiples y adopciones, mediante las cuales los contribuyentes pueden deducir un 50% adicional por el nacimiento o adopción si los nacimientos o adopciones son de dos hijos y un 100x100 adicional si son nacidos o adoptados más niños. Asimismo, se añade una cantidad de 901 euros para los dos años siguientes al nacimiento o adopción y una deducción de 784 euros en general o 3.625 euros en caso de adopción internacional. El coste evidenciado para esta deducción obtiene la cuantía de 558.000 euros.

Familia numerosa

En cuanto a las retenciones para familias numerosas, a partir de 2018 se ha duplicado su coste, siendo también Castilla y León, en este caso, una de las Comunidades que establece los importes más elevados, con 500 euros en general que ascienden a 1000 cuando uno de los cónyuges o descendientes tiene un grado de discapacidad igual o superior al 65%. Los importes anteriores aumentaron en 820 euros por cada descendiente, a partir del cuarto incluido, y el importe declarado para esta deducción asciende a 12,82 millones de euros.

De igual modo, el reglamento autonómico también prevé deducciones por el cuidado de hijos menores a los contribuyentes que, por causas profesionales, deban confiar sus hijos a un empleado del hogar, en guarderías o centros escolares, lucrándose del 30% de los importes abonados durante el período fiscal al empleado del hogar y al cien por cien de los costes de preinscripción, matrícula y alimentación en colegios, centros y guarderías de la Comunidad. El valor público para esta deducción alcanza la cifra de 14,77 millones de euros.

Junto a estas retenciones, Castilla y León es la única comunidad autónoma que dispone de una deducción por paternidad para los progenitores que utilicen alguna de las semanas de baja por maternidad que pueden ceder al otro progenitor. El coste de la deducción es de 75 euros por semana completa de baja y el importe declarado en 2019 rebasa los 300.000 euros.

Todas las deducciones familiares son aplicables a los contribuyentes cuya base imponible total, menos el mínimo familiar personal, no sobrepase la cantidad de 18.900 euros en la tributación individual o 31.500 euros en el caso de la imposición conjunta. Estos límites incluyen los ingresos bajos y medios de la Comunidad, ya que dentro de ellos se encuentran el 76,7% de los contribuyentes que exponen declaraciones individuales y el 92,3% de los que exponen declaraciones conjuntas.

Actualizado el