Los 8 beneficios principales de un entrenador personal que necesitas saber

Entrenador

Muchos abordan el ejercicio como una tarea sin pensar mucho en la planificación. Lo clasifican en sus mentes como un elemento de su lista de tareas, como limpiar sus baños o comprar comida. Sin embargo, si se adopta un enfoque poco sistemático de la condición física, los resultados serán a menudo pobres o limitados.

A diferencia de otras tareas básicas del día a día, el ejercicio requiere una técnica refinada para lograr los resultados deseados. El entrenador personal pueden desarrollar una rutina de ejercicios, un plan de nutrición y una estrategia general para lograr los objetivos de sus clientes. Los siguientes son los numerosos beneficios de un entrenador personal.

Obtener mejores resultados antes

Dejados a su suerte, muchas personas terminan en máquinas de cardio en el gimnasio o se mueven casualmente de una pieza del equipo de ejercicio a otra.

Un entrenador personal puede asegurarse de que la persona pase su tiempo haciendo los ejercicios correctos con el equipo adecuado como por ejemplo el entrenamiento funcional.

Los entrenadores personales también son ideales para las personas que sólo pueden pasar una cantidad limitada de tiempo en el gimnasio cada semana. Un entrenador personal puede maximizar su tiempo para ver los resultados.

Evitar las lesiones

Si una persona trata de usar un equipo de gimnasio desconocido, es probable que su forma sea incorrecta. Levantar pesas sin la forma adecuada es una receta para una lesión grave o duradera. Un entrenador personal puede enseñar a las personas la forma correcta y corregirlas a medida que realizan los ejercicios, reduciendo así el riesgo de lesiones.

Perder grasa y ganar músculo

La mayoría de las personas que se embarcan en un viaje de fitness quieren perder grasa, construir músculo o ambas cosas. Sin embargo, no muchos saben cómo hacerlo. Puede que pasen demasiado tiempo haciendo ejercicios cardiovasculares y no suficiente tiempo en el entrenamiento de fuerza o viceversa. Un entrenador personal puede ayudar a las personas a conseguir el equilibrio adecuado para quemar grasa mientras construyen músculo magro.

Romper las mesetas

Incluso el más experimentado asistente al gimnasio se encontrará con la temida meseta. Una vez que una persona deja de ver los resultados, su incentivo para seguir yendo al gimnasio disminuirá y puede dejar de hacer ejercicio por completo. Un entrenador personal puede identificar nuevas técnicas para superar la meseta mientras mantiene al individuo motivado.

Establezca objetivos realistas

No hay nada más desalentador que no alcanzar una meta de acondicionamiento físico. Con suficiente fracaso, una persona puede renunciar a sus objetivos de salud y bienestar. Sin embargo, a veces un objetivo fallido en el gimnasio es una profecía autocumplida. Si la persona se fija la meta de perder 10 libras en una semana, está pidiendo una decepción. Un entrenador personal puede establecer objetivos de salud y bienestar realistas y ayudar a los clientes a alcanzarlos.

Hacer a los clientes responsables

Es fácil caerse del vagón cuando un individuo no tiene a nadie que le haga responsable. Por ejemplo, es fácil que una persona se dé la vuelta y apague su reloj despertador si no hay nadie esperándole. Con un entrenador personal, la persona tiene a alguien esperando su llegada, lo que es un mejor empuje para levantarse y llegar al gimnasio que una alarma audible sola.

Desafía a los clientes a ser mejores

Cuando haces ejercicio solo, es fácil que la gente caiga en rutinas aburridas. Un entrenador personal mezclará los entrenamientos y traerá nuevos desafíos a la mesa. Los entrenadores personales también son animadores que empujan a sus clientes a establecer nuevos récords personales, ya sea que se trate de un tiempo de carrera más rápido o de más peso levantado.

Establecen hábitos de ejercicio de por vida

Los entrenadores personales ayudan a sus clientes a lograr sus objetivos de acondicionamiento físico, pero también les ayudan a reevaluar cómo ven la salud y el bienestar. Los entrenadores personales ayudan a sus clientes a darse cuenta de que la buena forma física debe ser una prioridad en sus vidas, no un elemento de su lista de tareas. Por ejemplo, algunas personas luchan con limitaciones físicas que les hacen creer que no pueden hacer ejercicio. Un entrenador personal puede crear una rutina de ejercicios que se adapte a su nivel de estado físico, así como establecer pequeños objetivos para ayudarle a prepararse para el éxito.

Tanto si es un atleta experimentado que busca algo nuevo como si es un principiante en el ejercicio que se siente intimidado por el gimnasio. Ofrecemos entrenamiento avanzado y clases para principiantes para personas de todos los niveles de aptitud física.

Actualizado el