Beneficio del aislamiento térmico exterior

La función principal del aislamiento térmico es tener eficiencia energética en nuestra vivienda. Si aislamos correctamente nuestro hogar conseguiremos un importante ahorro energético.

El aislamiento térmico exterior permite mejorar la eficiencia energética de nuestra vivienda sin necesidad de aislarla internamente. Entre las reformas exteriores más comunes se encuentran aislar el tejado y reparar la fachada, consiguiendo reducir tanto el frío como el calor de nuestro hogar.

¿Qué conseguimos con el aislamiento térmico exterior?

El Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE ) tiene múltiples beneficios que nos ayudan a conseguir una eficiencia energética y a protegernos del exterior en nuestra vivienda. Entre sus múltiples ventajas con el aislamiento térmico exterior conseguimos:

  • Reducir el gasto en calefacción
  • Reducir el gasto de energía y por consiguiente en nuestras facturas.
  • Reducir la contaminación
  • Mejoramos las propiedades y estética de la fachada
  • Revalorizamos nuestra vivienda. Un domicilio con mayor eficiencia energética tendrá más valor en el mercado.

Además, con el SATE conseguimos frenar el paso del agua procedente de los tejados, reducir las condensaciones y proteger la fachada de cambios climáticos externos.

¿Cómo conseguimos el aislamiento térmico?

Entre otros podemos conseguir el aislamiento térmico de un domicilio reformando:

Aislamiento del tejado o techos

Es importante controlar el estado de nuestros tejados y techos para evitar la falta de eficiencia energética. Aislar el techo de nuestra casa puede realizarse utilizando materiales aislantes, utilizando pintura aislante o incorporando un falso techo. En cuanto aislar el tejado, además de emplear materiales de calidad es importante realizar un mantenimiento para conseguir una óptima eficiencia energética en la vivienda.

Aislamiento de la fachada exterior

El deterioro de la fachada y sus grietas afectan directamente a la pérdida de confort térmico de un domicilio. Se puede aislar la fachada a través de la inyección de un aislamiento térmico que puede ser de poliuretano u otros materiales.

Cambio de ventanas

Las ventanas son uno de los componentes a tener en cuenta para conseguir ahorrar en calefacción y aire acondicionado. Si las ventanas están anticuadas se recomienda realizar una sustitución para mejorar la eficiencia energética.

¿Por qué debemos realizar reformas integrales?

Una reforma integral para mejorar el aislamiento de nuestra vivienda trata de modificar la casa para que esté en el mejor estado posible. El principal objetivo de las reformas integrales es que los propietarios de la vivienda se encuentren cómodos en su domicilio y reduzcan sus gastos en las facturas. La inversión en el Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE) es conveniente y se amortiza con facilidad. Es necesario ponerse en manos de profesionales para conseguir una reforma óptima en la vivienda.

Actualizado el