¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

BENEFICIOS DE UN BUEN MANTENIMIENTO DE UNA INSTALACIÓN DE AEROTERMIA

aerotermia

 

Sin lugar a dudas, algunas de las instalaciones más costosas de nuestras viviendas, son las instalaciones de aerotermia. Si bien es cierto que algunas viviendas pueden tener una carga tecnológica (televisión, ordenador, etc) muy costosa, en lo referente a electrodomésticos o sistemas de climatización, las bombas de calor (splits y aerotermia), son las que tienen un precio más elevado. Precisamente por ello, entendemos que son muchos los beneficios de un buen mantenimiento de esas instalaciones de aerotermia. Eso sí, teniendo siempre presente que todos estos equipos deben ser mantenidos por profesionales especializados en instalaciones térmicas.  

Como ocurre con cualquier sistema que integre una bomba de calor, los dos elementos (unidad interior y unidad exterior), incluirán en su interior elementos como: un compresor, ventiladores, correas y rodamientos, una parte electrónica y una parte eléctrica. Cualquiera de estos elementos se puede estropear en un momento dado y si no están correctamente mantenidos, esa rotura llegará de forma anticipada y muy probablemente, será más gravosa. 

 Cualquier aparato o máquina se puede estropear en algún momento. Arreglarlo o no, depende de nosotros y de la importancia de la rotura. En el caso de un coche o una moto, por ejemplo, es muy posible que haya una carga emocional que nos haga arreglar la avería sin dudarlo. Quizá no tengamos prisa, pero acabaremos arreglando la rotura. Sin embargo, en una caldera de pellets o un split de aire acondicionado, es difícil encontrar ese apego que nos lleva a solucionar el problema. Además, después de muchos años, los repuestos de algunas máquinas de climatización, suelen ser escasos o inexistentes. En general y más en fechas más extremas como invierno o verano, necesitaremos que nuestra oficina u hogar sean confortables y para ello, no pueden dejar de funcionar todos los aparatos de climatización. Su funcionamiento suele ser urgente e importante.   

               LOS MANTENIMIENTOS NOS SALEN GRATIS

El RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios) es el ordenamiento que regula los mantenimientos de los equipos de climatización. Mediante una serie de protocolos y cuestionarios, el técnico competente irá testeando los diferentes elementos de las máquinas de climatización para, de esa manera, detectar fugas o ruidos que, por pequeños que sean, pueden desembocar en averías mucho más serias, con el paso del tiempo. La periodicidad de las visitas está regulada por la norma ya mencionada y no será lo mismo una tienda de ropa de 60 metros cuadrados, que una gran superficie de 1.500 metros. En el primer caso, con una visita anual bastará y en el segundo, será necesaria una frecuencia superior, ya que hay muchas más máquinas que mantener y el uso de las mismas es mucho más intenso, por horario y afluencia de personas.  

Las visitas periódicas según norma, hacen que los técnicos se familiaricen con las instalaciones. Y es precisamente esa familiaridad la que hace poder detectar esos cambios que unas visitas más espaciadas no permitirían. Por ejemplo, una vibración en un lugar no habitual, una mancha de humedad donde antes estaba seco, etc, son los primeros síntomas de que una correa que está destensada y puede afectar a un compresor o un mal drenaje que acabará afectando a la parte eléctrica. 

Además, la limpieza de las máquinas y sus elementos, hará que éstos trabajen más fácilmente y consuman ni más ni menos que lo que especifican las especificaciones técnicas del aparato. Unos filtros embozados llenos de polen, polvo o telarañas, harán que el aire que recircula la máquina de climatización, lo haga de forma mucho menos fluida y por tanto, el equipo tenga que “esforzarse” más, para recircular la misma cantidad de aire. Precisamente por eso acabará consumiendo más. 

Aproximadamente más de la mitad de nuestra factura de la luz, la podemos imputar a la climatización de nuestra oficina y hogar. Si, como decimos, las máquinas no están limpias y correctamente mantenidas, el rendimiento será menor y el gasto mayor. Por tanto, podemos decir sin miedo a equivocarnos, que los mantenimientos de aparatos de climatización, son gratis: esto es así, porque lo poquito que pagamos al año en el mantenimiento, nos lo ahorramos mes a mes en la factura de la luz. 

Además, si los fabricantes nos indican que la vida útil de una aerotermia, por ejemplo, es de unos 12 años, al cumplir escrupulosamente con los protocolos de mantenimiento, estaremos alargando la vida de estos aparatos y, por supuesto, mejorando la vida y la salud de nuestras familias o trabajadores. 

 

Actualizado el