Ayudas de hasta el 40% para la instalación de placas solares en tu vivienda

Placas solares

La entrada en vigor de la nueva factura de la luz también ha venido acompañada de un programa de ayudas para financiar instalaciones de autoconsumo, equipos de almacenamiento de energía y sistemas de climatización con energías renovables. Un paquete que tiene una inversión inicial de 660 millones de euros, ampliables a 1.320 millones.

Estos programas, con cargo al presupuesto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, son las primeras líneas a gran escala a nivel estatal dirigidas específicamente a autoconsumo y almacenamiento. Las comunidades y ciudades autónomas son las encargadas de liderar la gestión de los fondos hasta 2023, de acuerdo con criterios transparentes y objetivos. Y, además, permitirán crear más de 25.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

Los 660 millones inicialmente presupuestados se ampliarán, según se vayan ejecutando las cuantías iniciales asignadas a cada autonomía, hasta alcanzar los 1.320 millones del programa total. La distribución de las ayudas proporciona 90 millones en ayudas para instalaciones de autoconsumo, 220 millones para el almacenamiento detrás del contador y 200 millones para climatización con energías renovables (hasta 200 millones).

Ayudas a la instalación de paneles solares

En el caso de la energía solar fotovoltaica las ayudas abarcarán desde el 15% para una gran empresa hasta el 45% para una pyme o un sistema pequeño, inferior a 10 kW; los particulares podrán beneficiarse de un 40% (sube al 50% en los sistemas de autoconsumo colectivo) y las administraciones públicas del 70%.

Además, con este programa se podrá subvencionar la inversión en equipos y materiales; la obra civil; los equipamientos electromecánicos, hidráulicos, de control y auxiliares; los sistemas de gestión y monitorización, la redacción de proyectos, memorias técnicas y dirección facultativa, entre otras actuaciones.

¿Se pueden obtener ayudas por poner placas solares del IBI o del ICIO?

En el caso del IBI, se podría obtener una bonificación de hasta el 50% de la cuota íntegra del impuesto. Todo siempre dependerá del ayuntamiento y del tipo de inmueble que tenga el consumidor.

Como adelantábamos antes, estará sujeta a cambios anuales.

Por otra parte, el ICIO se puede llegar a bonificar hasta un 95%. Sin embargo, variaría de acuerdo a cada municipio.

De los dos impuestos, el IBI es el que más aporta para amortizar la inversión de la instalación fotovoltaica.

El período simple de retorno de la inversión podría reducirse hasta los 5 años y medio con una bonificación de hasta el 50%, durante esos 5 años, si la vivienda estuviera ubicada en el norte de España.

En el caso de que la instalación se realizará en el sur, hablamos de 3 años.

¿A qué se debe esto? La producción anual de energía en el sur de España es mayor, haciendo que el período simple de retorno se acorte.

La subvención por la deducción del IRPF es otra que apoya a este sector. Se solicita a la hora de hacer la declaración de la renta y se puede conseguir hasta el 20% de la cantidad ya invertida en las placas solares.

Actualizado el