Asturias, paraíso ciclista: deporte y naturaleza en estado puro

Los amantes de las dos ruedas lo vienen diciendo desde hace tiempo: Asturias, paraíso ciclista

A lo largo de los años, la Vuelta a España, una de las grandes pruebas del ciclismo internacional, se ha convertido en un tremendo escaparate para la región. Cada año, la prueba ubica varios finales de etapa en los puertos asturianos. 

Colosos como el Angliru, Lagos de Covadonga o La Cubilla han sido recorridos por los mejores ciclistas del mundo. De la misma manera, han cautivado a millones de seguidores y telespectadores de todo el mundo. Y no es para menos. Los puertos asturianos nada tienen que envidiar a otras grandes referencias europeas como Dolomitas o Pirineos. Las carreteras de montaña asturianas presentan subidas con porcentajes elevados, carreteras serpenteantes y unos escenarios naturales de película. Recorrerlas a golpe de pedal es un auténtico disfrute.

El último gran descubrimiento de la Vuelta ha sido el Gamoniteiro. Este puerto, con 15km de longitud y 1450 m de desnivel, se ubica en el concejo de Lena. En 2021 se incluye por primera vez en la Vuelta a España y promete convertirse en una etapa decisiva de la prueba.

Adicionalmente, la comunidad esconde otros muchos puertos de interés: La Cobertoria, El Cordal, Marabio, Alto del Naranco, La Huesera, Mirador del Fito, Puerto de San Lorenzo, El Tormo, la Collada de Yernes, Les Casielles o el Alto de los Bedules, son solo algunas de sus joyas.

Sus carreteras no tienen excesivo tráfico y se pueden recorrer con bastante tranquilidad. Por otro lado, las temperaturas que se registran en primavera o en verano son muy apropiadas para hacer deporte al aire libre. La temperatura media del verano es de 25º. Agradecerás, además, la brisa atlántica.

Por otro lado, Asturias ha sido, además, cuna de grandes ciclistas. José Luis Rubiera, Samuel Sánchez, Santi Pérez o Iván Cortina, son solo algunos de los nombres destacados. 

Cada vez son más los viajeros y los turistas que se animan a descubrir Asturias a bordo de una bicicleta. Precisamente por ello, la hostelería y el sector turístico de la zona se está involucrando para ofrecer una experiencia memorable, digna de recordar. Menús ciclistas y alojamientos preparados para el descanso del ciclista y la custodia de bicis, son solo algunos de los pasos que se están empezando a dar. Garantizar el confort y la seguridad del viajero es ahora una prioridad. Al igual que ocurre en otras zonas (Pirineos, Dolomitas, Alpes), Asturias podría convertirse en un auténtico destino cicloturista. Otro de los grandes atractivos que caracterizan a Asturias, paraíso ciclista es, sin duda, su excelente gastronomía. No habrá mejor recompensa para el cuerpo que un buen cachopo y una botellina de sidra.

Sin duda, la opción del cicloturismo se presenta muy atractiva para la comunidad. A través del cicloturismo se contribuye a frenar la despoblación de las zonas rurales gracias a la creación de empleo. En la actualidad, ya son varias las compañías que han apostado por organizar rutas de cicloturismo en Asturias. Su objetivo es acercar la región a viajeros de todo el mundo. Cabe recordar que en países como Bélgica o Colombia existe una fuerte afición al ciclismo y los desplazamientos en bicicleta suelen ser muy frecuentes.

¿Sabrá Asturias aprovechar esta oportunidad?

 

Actualizado el