Subida del 3% en el recibo de la luz de 2013

Ayer se produjola subasta de energía eléctrica entre comercializadoras. Esta subasta según fuentes del sector traerá una subida del 3% en nuestra factura de la luz.

Encarecimiento del 6% en la subasta, aproximadamente el 3% recaerá sobre el usuario final.

La subasta se compone de dos partes, el coste de la energía en si y el coste de los peajes de acceso.

El gobierno ya avanzó que pretende mantener los mismos peajes de acceso con lo que la parte correspondiente a esta no recaerá sobre el usuario final.

Se estima que la parte correspondiente al coste real de la energía supone un 3% del total de la subida, con lo que en principio nuestros recibos de la luz se verán incrementados por esta cantidad.

El déficit tarifario de nuevo el origen

Parece ser que el déficit tarifario nos va a perseguir durante algunos años más. No os mentimos cuando os describimos en algunas entradas del blog que el déficit no es otra cosa que retrasar un pago con sus consecuentes intereses sobre la deuda. De una forma o de otra hay que pagar la diferencia entre el coste real y el que pagamos (incluyendo intereses).

Esta subida en el encarecimiento del precio de subasta, es debida en gran parte a los ajustes y la nueva fiscalidad del sector a partir de 2013 con el fin de reducir el déficit tarifario en el sector eléctrico.

¿Tengo una tarifa que no es la TUR por qué aumenta mi factura?

Hay que saber que no todos los usuarios van a verse afectados por esta subida, pero si la gran mayoría. En España, si nos fijamos en las tarifas del mercado liberalizado, la gran mayoría de las tarifas que ofrecen están referenciadas a la tarifa regulada (la TUR). En esta subasta, el gobierno establece el precio de la TUR para el próximo trimestre, con lo que si esta aumenta, las tarifas que están referenciadas a esta lo harán de la misma forma.

Las comercializadoras suelen tener entre sus tarifas alguna que no esté referenciada a la TUR. Estas tarifas establecen un precio fijo de la energía garantizado por un periodo de tiempo que en todos los casos es superior a la TUR (del momento en el que la contratamos) con lo que esta tarifa compensa solo en el caso en el que la TUR se sitúe por encima de nuestro precio de forma relativamente rápida o grosso modo, antes de que se cumpla la mitad de nuestro contrato.

Viendo la velocidad de subida de esta tarifa quizás vaya siendo hora de hacer cálculos para cambiar a una tarifa de este tipo.

Actualizado el