Riesgos de una instalación de gas

Hoy hemos podido comprobar el riesgo que tiene una instalación de gas, debido al fallecimiento de 3 personas por inhalación de gas en una localidad de Palencia.

 

Los gases se clasifican según sus propiedades, entre otros, como inflamable, tóxico o corrosivo. Por eso queremos dar algunos consejos para aquellos que tienen un suministro de gas:

 

A medida que comienza el invierno se acentúa el consumo de gas debido al número de horas que encendemos la calefacción. Es por ello por lo que debemos revisar la instalación haciendo un chequeo a través de la compañía de gas o de un técnico especializado. Nosotros mismos podemos ver que la instalación de la cocina funciona bien, si la llama tiene una tonalidad azul significa que la instalación de la cocina tiene una buena combustión.

 

Lo que debemos hacer en el instante que olemos a gas en nuestra vivienda es cerrar el gas, es decir, cerrar la llave de paso, ventilar rápidamente el habitáculo y llamar a los técnicos por teléfono, ya que puede ser que exista una fuga en la instalación.

 

Nunca debemos bloquear la rejilla de ventilación de la instalación, ni con un plástico, ni con un mueble, ni con cualquier objeto que pueda obstruir la entrada de aire.

 

Hoy en día se va comercializando cada vez más el consumo de gas propano, debido a las ventajas que tiene frente a los diferentes gases que se suministran al usuario. Podemos contratar el gas y comparar las distintas tarifas para analizar la que más nos convenga y así tomar la decisión más adecuada.