Se encuentra usted aquí

Recortes en energías renovables que encarecerán la factura de la luz

Con la nueva regulación, ya no tienen derecho a incentivos las eléctricas y compañías que tienen en su cartera parques eólicos en marcha antes de 2004. Sólo pueden recibir el precio que marca el mercado mayorista de electricidad (pool), lo que ha conducido a parar algunas instalaciones porque, actualmente, el mercado no se encuentra en su mejor momento y no permite cubrir sus costes operativos.

Expertos en energías renovables prevén que este escenario puede salpicar al sector fotovoltaico, siendo incapaz de cubrir los costes de operación y mantenimiento, especialmente, en períodos donde el mercado registre horas a un precio cero.

Desde el pasado mes de abril, el recibo de la luz está ligado al mercado diario y es la producción de las energías renovables con tecnologías limpias, la que precisamente reduce el precio de este mercado.

Sube otra vez la electricidad

Como consecuencia de estos recortes en energías renovables, será el consumidor quien note el efecto directo de esta situación en su recibo de la luz, y no precisamente de manera ventajosa.

Como alternativa a este escenario, Jorge Morales que es director general de Geoatlanter, explica que con el objetivo de poder cubrir los costes variables, las renovables dejarán de ofertarse a cero en el mercado mayorista.

Este hecho, sumado al parón de los parques eólicos, está desembocando en un encarecimiento del mercado diario. Como secuela, se estima que a lo largo de este verano la luz tendrá una subida de un 10 por ciento.                  

Comparar tarifas eléctricas y cambiar de comercializadora

Para contrarrestar el encarecimiento de la electricidad, el consumidor dispone de un abanico de opciones en el mercado liberalizado. Puede y debe comparar entre las distintas tarifas eléctricas ofrecidas y elegir la comercializadora de electricidad que más le compense.

Todo ello en función de sus necesidades, comparando los precios, calidades y servicios ofertados. Aunque parezca un trámite engorroso, cambiar de compañía eléctrica puede realizarse por teléfono y es una gestión totalmente gratuita.

Además, la infraestructura por la que llega la energía que consume no cambia. Económicamente no es sostenible mantener varias redes de transporte energético, por lo que sólo existe una única red. Si hasta ahora tenía un buen suministro y decide cambiarse de comercializadora, esto no afectará a la calidad en el suministro, pero puede optar a mejores precios y descuentos para disminuir el coste de su factura de luz.