Nueva organización de la factura de luz

Después de que, últimamente en el mercado eléctrico, una de las preguntas más frecuentes entre los usuarios de electricidad fuese ¿Cómo entender la factura de la luz?, el Ministerio de Industria ha decidido modificar la configuración de las facturas de luz para una comprensión más sencilla de la misma.

Nueva factura de luz

Las nuevas facturas de luz tendrán un formato unificado en las diferentes comercializadoras de electricidad, donde el importe aparecerá en la parte superior junto al logo de la comercializadora contratada. Habrá un apartado en el que se podrá ver detalladamente la parte de la factura que va dedicada a los costes de la electricidad, distribución de la misma y las primas a las renovables, entre otros datos.

El desglose de los pagos va a seguir incluyendo los conceptos de potencia contratada, término de consumo, alquiler del contador, impuestos de electricidad e IVA, al igual que en la anterior factura. Otra de las diferencias vendrá marcada en la discriminación horaria del consumo del cliente, separando la electricidad que se ha consumido en horas puntas y en horas valle. Esta ventaja le servirá al usuario para confirmar si le sale rentable contratar una tarifa con discriminación horaria, la cual ofrece un precio bastante más bajo en horas donde la demanda de la electricidad es menor, aunque el precio de la horas punta sean un poco mayores. Un cálculo aproximado muestra que si el cliente consume más de un 30 % de la electricidad en horas valle, tendrá un importe menor de su factura contratando dicha tarifa.

La factura tendrá un apartado claramente diferenciado donde aparecerán los datos del punto de suministro que se solicitan a la hora de realizar una reclamación de la factura, siendo el más importante el código CUPS.

Al igual que en las facturas de teléfono, se podrá analizar una evolución del consumo que se ha realizado en comparación con los últimos meses, viendo así si se han llevado a cabo algunas medidas de ahorro en el consumo eléctrico.