Se encuentra usted aquí

Nueva factura de luz 2014

Desde el pasado 31 de mayo, las compañías eléctricas deben aplicar unos nuevos modelos de factura a sus clientes, según lo ha establecido por el Ministerio de Industria, y publicado en el BOE.

Los nuevos recibos están diseñados para facilitar su comprensión e incluirán:

  • La contribución de cada fuente de generación y las emisiones de CO2 en las que haya incurrido.
  • El desglose detallado en porcentajes de cada una de las partidas  a las que se destina el importe del recibo:
    • Costes de producción de la electricidad.
    •  Impuestos.
    • Costes regulados:
      • Incentivos a las renovables, cogeneración y residuos 36’28%.
      • Transporte y distribución 32’12%.
      • Otros costes regulados 31’6%.

El recibo se estructurará en tres páginas, organizadas de la siguiente manera:

  • Primera página: logotipo de la compañía, importe de la factura, datos del cliente, y un desglose de potencia contratada y potencia consumida, un gráfico de consumo que permita conocer su evolución, datos del contrato  y un cuadro en el que se indiquen las lecturas tanto reales como estimadas del contador.
  • Segunda página: desglose del recibo (a qué se dedica cada partida).
  • Tercera página: impacto ambiental y alternativas al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) o al bono social.

Según el tipo de consumidor que sea, este recibirá un modelo de factura u otro, tal y como lo publica el Boletín Oficial del Estado. Los modelos de los anexos I y II corresponden a los consumidores acogidos a la tarifa PVPC. El modelo del anexo III corresponde a los usuarios con una potencia contratada entre 10 kW y 15 kW, y a los que no están acogidos al PVPC, pero tampoco tienen contratada una tarifa del mercado libre. Y los clientes con una tarifa fija anual tendrán los modelos de los anexos IV y V.

Reforma eléctrica abril 2014

El cambio en el modelo de facturación se debe, en gran parte, a la reforma eléctrica llevada a cabo el 1 de abril de 2014.  Esta reforma cambia el sistema de fijación del precio de la electricidad, basado en las subastas eléctricas y lo estipulado a lo dictado a en el mercado mayorista (pool). 

Las compañías eléctricas se están adaptando a este cambio teniendo como  plazo el 1 de julio de 2014. A partir de este mes podrán emitirse las nuevas facturas, que irán llegando poco a poco a los consumidores y que tendrán como fecha límite el 1 de octubre de 2014.