Se encuentra usted aquí

La subasta que aumentó la factura un 11% podría quedar invalidada

La factura de la luz para los consumidores podría incrementarse más de un 11% desde enero de 2014. La subasta celebrada el 19 de diciembre ha dejado un aumento del 26,5%, que se traduce en un 10,5% del recibo de la luz y que los consumidores verán aumentado en el próximo año. Este dato es alarmante porque dicha puja marca un 40% de la luz por parte de las eléctricas mientras que el 60% restante está en manos del Gobierno.

El Ministerio de Industria tenía previsto subir un 1% los peajes del sistema eléctrico para contrarrestar el déficit de tarifa. Teniendo en cuenta este dato, la factura de la luz del consumidor aumentaría más de un 11%, considerándose un “tarifazo” para todos los clientes. Todo esto viene precedido por la negación del Gobierno a otorgar los 3.600 millones de euros para el déficit de tarifa y ha planeado desafiar al Ejecutivo con esta subida en la electricidad.

José Manuel Soria, ministro de Industria ha declarado que este nuevo incremento le parece “inaceptable” y solicitó ayer una investigación por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)  para impugnarla. Y parece ser que ya se ha pronunciado al respecto, alegando que existen irregularidades en la subasta y decidiendo no validarla como suele ser lo habitual.

Tras este informe, tendrá que ser la Secretaría de Estado de Energía (SEE) la encargada de invalidar la subasta y se deberá fijar una nueva fecha con el consenso del Operador del Mercado Ibérico Español (OMIE). Sin embargo, el presidente de la patronal eléctrica (UNESA) asegura que la subasta se celebró correctamente, a pesar de no ser validada por el CNMC. Se espera que en dos semanas se fije una nueva fecha para la subasta eléctrica y que no suponga un incremento tan elevado para el consumidor.