La inversión en energías renovables se reduce en España un 68%.

Hoy hemos conocido que España es uno de los países donde más se redujeron las inversiones en proyectos de energías renovables durante 2012 frente al año anterior, según un estudio de Bloomberg New Energy Finance (BNEF).
 
Situación de las renovables en 2012 frente a  2011, ¿qué ha cambiado?
 
Está claro que de un año para otro este dato no puede cambiar tanto de no haber un motivo que lo propicie.
 
Pues bien, el motivo de este descenso tiene su origen en la nota de prensa del Ministerio de Industria del 27 de Enero de 2012, en la que se informa la moratoria de las primas sobre las energías renovables. Desde aquel anuncio, las energías de origen renovable, que no estuvieran al menos prerregistradas, no obtienen la subvención que el estado había dado hasta la fecha. Es decir, la inversión debe ser rentable por si sola y no gracias a las primas.
 
La moratoria de las primas sobre la energía renovable.
 
Si analizamos el contexto del mercado energético y en concreto el eléctrico en estos momentos llegamos a la conclusión de que era necesario.
 
Hasta es fecha, las inversiones en proyectos renovables en España se habían disparado y éramos los primeros en este tipo de proyectos gracias a un sistema sobresubvencionado (quien no ha escuchado a alguien decir que el campo se lo mantienen los molinos eolicos).
 
Pero claro, si haces que cualquier proyecto sea viable y sin una cantidad de energía límite, primero, las empresas se lanzan a invertir vista la rentabilidad(como ocurrió), y segundo, alguien tendrá que pagar estas primas.
 
Otra vez, el déficit de tarifa
 
Una vez mas, las medidas en el sistema eléctrico español tienen su origen y fin en el déficit de tarifa.
 
Dentro del déficit de tarifa hay una parte que es debida a las primas de las energías renovables. Parece lógico que estas primas queden dentro del circulo de la energía y sea la venta de la propia energía la que sufrague estas primas. Si las primas aumentan, la parte correspondiente a las energías renovables en el déficit aumenta.
 
Parece claro que el problema se vuelve a trasladar al déficit tarifario. Es decir, si va a salir más dinero (primas) y yo no recaudo más dinero (no subo tarifas), ademas de este déficit que tendré que pagar algún día, generaré además intereses de esta deuda.
 
Con lo que para equilibrar el déficit en este sentido, o subo tarifas, o reducimos la partida de primas hacia las renovables. Y como subir de golpe al precio real de la electricidad nadie se atreve, de momento solucionamos una parte del problema dejando de subvencionar nuevas energías renovables.
Actualizado el