Frecuencia de cambio de móvil

¿Cuántas alegrías has vivido con tu móvil? ¿Demasiadas como para despedirte de él? Algunos se despedirían de sus dispositivos sin miramientos, pero la gran mayoría no. En España la frecuencia de cambio de móvil se sitúa en torno a los tres/cuatro años. Un dato más que interesante teniendo en cuenta la amplia oferta de móviles de la que disponemos.

Motivos frecuencia de cambio de móvil

¿Cuáles podrían decirse que son los principales motivos por los que la frecuencia de cambio de móvil es más bien baja? ¿Será que los españoles nos encariñamos con nuestros dispositivos móviles? ¿Tenemos una conciencia sana con el medio ambiente? ¿O no somos tan tecnológicos como pensamos? Averigüémoslos.

Cariñosos y afectivos somos, pero el motivo no es realmente este. Los precios de los smartphones son uno de los focos principales de la tardía frecuencia de cambio de móvil. Comprarse un móvil de una gama superior supone más que un esfuerzo al bolsillo y más si el cambio de un dispositivo a otro no supone un salto tecnológico adecuado al precio que se demanda.

En los últimos años hemos vivo un bombardeo de nuevos modelos más que similares y con precios desorbitados. Lo cual no ha terminado de seducir al gran público. La audiencia prefiere esperar novedades de impacto y entonces comprar con ilusión.

La preocupación por el medio ambiente también ha propiciado este leve ritmo de frecuencia de cambio. La contaminación de un smartphone comienza con la extracción de minerales, madera y otros productos necesarios para la fabricación de partes y accesorios, así como la llegada del aparto a las manos del usuario representa un ataque contra el medio ambiente influyendo en el calentamiento global.

Los jóvenes de hoy en día son más consecuentes y buscan un futuro mejor. Cuando surge un altercando con su móvil se decantan por la reparación antes que por la compra de un nuevo móvil.

Y, ¿tú? ¿formas parte de esta nueva generación?

Created on