Entender la factura de Gas

Hoy vamos a explicaros cómo entender la factura del gas de forma fácil.

Facturas de gas y electricidad

En el blog le dedicamos en muchos casos más tiempo y entradas a las facturas de electricidad que a la del gas. Esto no es porque tengamos una preferencia por ésta, si no porque consideramos que la factura de la electricidad es más compleja y difícil de entender que la factura del gas como ahora veremos.

Entendiendo la factura del gas

Al contrario que en la electricidad, y por las diferencias físicas entre la electricidad y el gas, el gas para los usuarios domésticos no tiene algo equiparable a los diferentes rangos de potencias puesto que por lo general todos los suministros tienen un acceso a la red de gas a 4 bares de presión (otros tipos de usuarios sí pueden tener en algunos casos acceso a la red a una mayor presión).

Con esto, el término fijo o de acceso a la red es siempre el mismo para el mismo tipo de usuario y se mide en euros por mes (€/mes), es decir, pagamos una cantidad fija al mes por tener acceso al suministro.

El término de consumo sí es análogo al de la factura de la luz y se mide en kWh consumidos. Con lo que este término se multiplica por el valor de nuestra factura contratada y obtendremos el término de consumo de nuestra factura.

Descuentos y alquiler de contador de gas

Tras los términos más importantes de la factura debemos conocer otros cargos o descuentos que nos pueden aparecer en ella. Los descuentos, debemos conocer a qué parte de la factura nos lo aplican (término fijo o término de consumo) y confirmar que nos lo aplican correctamente haciendo y comprendiendo nosotros mismos la cuenta.

El alquiler de contador es algo que siempre va a aparecer en nuestra factura. El contador nos lo instalan en el momento de dar el alta el suministro y pagamos un alquiler según el tipo de contador que tengamos en nuestra casa (en función del caudal del contador en m3/h) y el precio los establece el Ministerio de Industria.

Actualizado el