Entender factura de la luz

Sea el gas o sea la luz no resulta fácil entender las ofertas que nos hacen las diferentes empresas ni siquiera para los consumidores más informados.

¿Por qué es tan difícil entender las ofertas de gas y luz?

La razón de esta dificultad está en que los ciudadanos consumidores no estamos familiarizados con las unidades de facturación del gas o la luz. Lo diremos más claro: las palabras que utilizan las facturas no las entendemos, lo único que vemos claro es que el importe total a pagar es tal cantidad.

Nos suenan a chino la potencia, la energía, el kilovatio, los peajes, etc. pues realmente no tenemos porque saberlo. Y hasta ahora no era necesario pues la luz obligadamente solo la podíamos contratar con la única empresa que en nuestra zona o provincia tenía la distribución.

¿Por qué ahora tenemos que informarnos?

Ahora las cosas han cambiado pues podemos dar el alta de la luz con la empresa que queramos, con la que mejor oferta y condiciones nos ofrezca. Por tanto ahora sí nos interesa saber claramente los diferentes conceptos por los que nos cobran la luz. De esa forma podremos analizar, comparar y valorar la información de las diferentes empresas y de las webs que nos dan información.

¿Qué podemos hacer para entender las diferentes ofertas de luz y gas?

Pues bien, resumiendo tan solo decir que hay 3 cosas que el consumidor debe conocer al menos para entender lo que paga en el recibo de la luz y para seleccionar ofertas:

  • 1-La potencia: Importante pues es un coste fijo que se paga aunque no se consuma nada de luz. La potencia será la que precise nuestra casa en función sobre todo de los electrodomésticos que queramos que funcionen simultáneamente. En otro artículo de este blog/web se explica cómo calcularla.
  • 2.-La energía consumida: es un coste variable que podemos reducir utilizando más inteligentemente los electrodomésticos y otros consejos que explicamos en artículo separado de este blog/web.
  • 3.-La tarifa: no todas las tarifas son iguales ni todas las empresas ofertan las mismas. Hay que elegir la que más nos convenga a nuestro hogar. Puede ser una tarifa con discriminación horaria, una oferta conjunta de luz y gas u otro tipo de oferta. Por lo que lo más importante es comparar las ofertas.

Este ha sido el cambio, la apertura del mercado eléctrico, que también es algo bastante complejo. En resumen no es más que lo que acabamos de explicar y es la posibilidad de elegir la empresa suministradora que queramos. Ahora hay libre elección y dentro de poco conforme avance la liberalización habrá aún más competencia y mejores precios.

Created on