El Gobierno no intervendrá en la subasta de luz pero exime a algunos sectores industriales del impuesto eléctrico

El día 24 de septiembre está prevista la vigesimocuarta subasta Cesur, donde las comercializadoras de último recurso, subastarán aproximadamente unos 4.683 megavatios (MW) de producto base y unos 352 megavatios (MW) de su producto punta para el suministro de último recurso.

En el último cuatrimestre, el precio de la electricidad ha sufrido un descenso del 0,9%, a pesar de que el mercado mayorista de electricidad ha tenido tendencia a subir en los últimos meses. Desde el Ministerio de Industria se ha anunciado que no modificarán los peajes, permitiendo que la revisión trimestral, se realice en la subasta que se celebrará el día 24 de septiembre.

Entre las empresas que van a participar en esta subasta se encuentran las cinco comercializadoras de último recurso: Iberdrola, Endesa, Gas Natural, HC Energía y E.ON. Entre estas compañías se repartirán la subasta de los 4.683 MW, siendo Endesa la que más subastará seguida de Iberdrola y Gas Natural.

Las subastas han permitido subir o bajar la luz dependiendo de cómo se celebrara dicha subasta. En abril experimentó una bajada en la luz del 6% mientras que en julio aumentó un 1,2% y en enero hasta un 3%. Además, en la última reforma energética, el Gobierno ha impuesto una subida en la tarifa del 3,2% dispuesto a ingresar unos 400 millones y conseguir reducir el déficit de tarifa.

El Gobierno no intervendrá en la subasta, pero ha aprovechado para presentar una enmienda dentro del proyecto de Ley de Fiscalidad Medioambiental, donde determinados sectores industriales estarán exentos de pagar un 85% del impuesto especial de electricidad. Esta reivindicación ya había sido solicitada por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) desde hacía mucho tiempo.

Esta nueva enmienda que entrará en vigor, clasificará las industrias, separándolas en tres grupos. En el primero se encuentran las utilizadas para la reducción química, los procesos mineralógicos, metalúrgicos y también electroclíticos; en el segundo grupo estarán recogidas todas las empresas dedicadas al cemento, la piedra, la cerámica y el vidrio; la tercera estará compuesta por empresas que se dedican a los troquelados, los productos metálicos, la prensa o los laminados.

Todas las empresas que produzcan productos, donde su coste de fabricación necesite más del 50% de energía, quedarán exentas y podrán gozar de este beneficio fiscal. No obstante, esta medida aprobada por el Gobierno no ha contentado a todas las empresa, sobre todo aquellas que se quedan fuera de ese grupo. Sin embargo, el Gobierno quiere reducir la factura de luz de los sectores intensivos de consumo eléctrico.

Created on