Dar de alta la luz en una vivienda con anterior suministro

Dar de alta la luz es un asunto muy extenso que deriva en varios temas que son importantes para todos los usuarios. Ya hablamos en otra ocasión sobre el alta del suministro de luz en viviendas de nueva construcción y ahora lo haremos sobre aquellos pisos que ya han tenido electricidad anteriormente.

Imaginemos que hemos comprado una nueva casa o quizá la hemos alquilado y cuando llegamos a la vivienda nos damos cuenta que… ¡No hay luz! ¿Cómo es eso posible? Muchos se estarán preguntando qué hay que hacer en una situación así y que pasos se deben seguir.  Lo primero que hay que pensar es con qué compañía quiere contratar la luz.

Elegir compañía para dar de alta la luz

Tras la liberalización del mercado eléctrico en el año 2009, existen muchas comercializadoras con las que el cliente puede contratar, independientemente de la distribuidora que le facilite el suministro de luz. Por ello, siempre es recomendable buscar entre las tarifas aquella que se ajuste más al consumo que creemos que vamos a realizar. ¿Y si no tengo tiempo de mirar distintas comercializadoras de luz?

En Internet existen diferentes comparadores de luz que ayudarán a examinar todas las ofertas propuestas por las compañías para que el cliente contrate la que más le convenga. Pero no todo se reduce al precio sino que también hay que mirar los descuentos que se ofrecen, si tienen fecha de caducidad o si se nos insta a contratar un servicio de mantenimiento para poder tener esa clase de descuentos.

¿Y si ya he decidido con qué compañía quiero cambiar? ¿Qué tendría que hacer entonces? Simplemente hay que ponerse en contacto con la comercializadora ya que habrá que facilitarle una serie de datos como siempre.

Documentos necesarios para dar de alta la luz

Antes de llamar siempre es preferible tener todos los documentos que habrá que aportar ya que así el trámite se realizará en la mayor brevedad posible. Lo primero que se necesita es una factura del anterior suministro debido a que ahí aparecerán muchos datos que serán necesarios. ¿Y qué pasa si no dispongo de una o no puedo hacerme con ella?

En ese caso, no te preocupes. Lo más necesario del recibo de la luz es el Código Universal del Punto de Suministro (CUPS) y se podrá solicitar a la distribuidora de la zona para que nos lo facilite. El resto de documentos que se deben aportar serán los siguientes:

  • Datos del titular del suministro.
  • Cédula de habitabilidad
  • Contrato de arrendamiento o de compra.
  • Número CUPS de la instalación eléctrica.
  • En ocasiones, la distribuidora solicita el Certificado de Instalación Eléctrica (CIE).

Precio de dar de alta la luz en una vivienda con anterior suministro

Dar de alta un suministro de luz tanto en una vivienda nueva como en una que ya ha tenido suministro supone un gasto para el consumidor. Independientemente de la compañía con la que contrate tendrá que pagar esta serie de derechos, ya que los exige la distribuidora y se cobrará esta cuantía en la primera factura una vez que se contrate la luz. Entre los diferentes derechos que el usuario tendrá que abonar se encuentran los siguientes:

  • Derechos de extensión.
  • Derechos de acceso.
  • Derechos de enganche.
91 198 33 61