Consejos para mejorar la eficiencia energética de nuestra vivienda

El certificado de eficiencia energética de los edificios es un documento que certifica que un edificio o parte de él tiene un consumo controlado, eficiente.

Según un Real Decreto publicado en abril de 2013 las viviendas que se vendan o se alquilen para más de 4 meses deben disponer de un certificado de eficiencia energética, por lo que debemos seguir algunos consejos de los siguientes para que cumplamos con las exigencias del mismo:

  1. Uno de los llamados puentes térmicos que hay en una vivienda son las ventanas, por lo que si las cambiamos por unas que sean de un material no conductor, por ejemplo el PVC, lograremos una mejor eficiencia.
  2. El uso de bombillas de bajo consumo, ya que pueden ahorrar entre un 50 y un 80% de electricidad para aportar la misma iluminación que las bombillas convencionales, aunque son más caras, se compensa al cabo del tiempo.
  3. Cuando compramos electrodomésticos no sólo debemos mirar el precio del mismo, ya que si compramos los más eficientes, A+, A++, A+++ consumirán menos electricidad, por lo que el ahorro será progresivo a medida que recibimos las facturas de luz. Además podemos reducir el consumo casi a la mitad si lavamos la ropa a 40ºC en vez de a 60ºC.
  4. Utilizar cocinas de inducción y ollas a presión, ya que reducen considerablemente el consumo.
  5. Instalar termostatos en la calefacción y aire acondicionado, ya que podemos estar a una temperatura agradable y deseada mientras el aparato de aire o calefacción sigue consumiendo continuamente como al conectarlo al principio.
  6. El modo stand by pensamos que no consumen nada, pero estamos en un error, ya que debemos desenchufar cualquier cable y electrodoméstico mientras no lo utilicemos con frecuencia.
  7. Revisar los grifos para que no goteen, ya que gota a gota se consumen muchos litros de agua a lo largo de un mes.
  8. Utilizar el inodoro como papelera no es una practica muy acertada, ya que conlleva el consumo de varios litros de agua cada vez que activamos la cisterna.
  9. Lavar toda la comida en un recipiente grande, y no en el fregadero con el agua corriendo hasta que hayamos lavado todo.
  10. Revisar el término de potencia contratada que tenemos, ya que puede que estemos pagando de más en el término fijo de la factura de luz. A su vez, revisar la tarifa de luz, ya que si comparamos la nuestra con otra podemos descubrir que estamos pagando más pudiendo pagar menos.

Estos son algunos de los consejos que podemos seguir todos, pero desde elblogenergia aconsejamos aplicar las medidas de ahorro que consideremos más lógicas en cada una de las acciones de nuestra vida cotidiana, ya que normalmente actuamos de manera automática sin pensar en el ahorro que nos podría suponer hacerlo de otra manera que no aporte el mismo resultado.

Actualizado el