Cómo ahorrar en la factura de la luz: las bombillas de bajo consumo

Tras las últimas subidas de las tarifas de la luz os recordamos impostura que escribimos en los comienzos de este blog sobre una de las formas más fáciles de ahorrar energía en nuestra casa.

Las bombillas de bajo consumo y su ahorro.

Que las bombillas tradicionales tienen sus días contados (más bien sus años contados) ya os lo comentamos. Pero, ¿por qué o dar este paso antes?

Si nos fijamos en un bombilla tradicional ( o incandescente), las potencias normales son de unos 60 W, mientras que las potencias de las bombillas de bajo consumo rondan alrededor de los 11 W para iluminar de la misma forma. Esto quiere decir que las tradicionales consumen casi ¡6 veces más que las de bajo consumo!

Aquí encontramos el análisis bien explicado y fácil de comprender que nos da este ahorro tan grande.

El cambio de bombilla y su precio

Es verdad, que las bombillas de bajó consumo son más caras que las tradicionales, y aunque su duración media es mayor, para algunos casos es posible que pensemos que no nos merece la pena cambiarlas si están bien.

Primero las que más usemos

Una forma de ir ahorrando poco a poco con estas bombillas es pensando en dónde utilizarlas. Por ejemplo, si se nos ha fundido una bombilla de un cuarto, despensa o garaje, en el que el uso de esta bombilla está limitado a ciertos instantes del día, podemos coger una bombilla tradicional que tengamos en un lugar de mucho uso y sustituir ésta por una nueva de bajo consumo y recolocar la tradicional en el otro lugar.

De esta forma, tendremos la bombilla de menos consumo donde más la utilizamos y la otra que será utilizada en casos puntuales. Si hacemos esto con todas las bombillas de la casa definiendo prioridades podremos ir reduciendo progresivamente nuestro consumo de luz y comenzar a ahorrar además de adaptarnos a estas nuevas bombillas.

Otra ventaja de las bombillas de bajó consumo

Una ventaja que no hemos comentado antes respecto a las bombillas de bajo consumo es que la temperatura que adquieren estas respecto a las incandescentes es mucho menor.

Actualizado el