Se encuentra usted aquí

Averigua cuál es el futuro de los bancos digitales en España y Europa

En plena era digital, las innovaciones tecnológicas se han ido asentando en la mayoría de los mercados. El sector económico y financiero no se mantiene ajeno al desarrollo tecnológico, y es por ello que los bancos han experimentado cambios y novedades con vistas a facilitar en gran medida la vida del usuario.

¿Qué son los bancos digitales?

La llegada y posterior asentamiento de Internet a nuestras vidas ha supuesto innumerables cambios en términos de innovación tecnológica. Con todo este desarrollo, la idea es facilitar a los usuarios las tareas más rutinarias como buscar información, entablar conversaciones o realizar compras.

Precisamente, dentro del sector económico y financiero, fueron las compras online lo que ayudó a instaurar este nuevo tipo de consumo por parte los usuarios, en los que no era necesario salir de casa para poder adquirir un producto o servicio nuevo. A este nuevo modelo de compra le seguían las transferencias desde el Smartphone, el desarrollo de aplicaciones de las entidades bancarias o el poder realizar pagos mediante dispositivos electrónicos. Sin tarjeta ni billetes.

En este nuevo panorama online llega a escena la figura del banco digital, que es aquel tipo de entidad que ofrece servicios a través de canales no presenciales, como Internet. Ya sea mediante el ordenador, el móvil, o, incluso, un reloj inteligente. Mediante este nuevo sistema, el cliente 100% digital no obtiene la necesidad de acudir presencialmente a sucursales, oficinas o cajeros automáticos convencionales.

Ventajas y desventajas de los bancos digitales

A priori, el nuevo estilo de banca se presenta como una opción verdaderamente atractiva, y es por ello que se está llevando a cabo en cada vez más países. Ese tipo de banco amazon se está poniendo en práctica con normalidad, a pesar de que en el siguiente apartado hemos querido ofrecer al usuario algunas de sus ventajas o inconvenientes para que se obtenga una mayor conciencia de este tipo de servicios financieros online.

Entre las principales ventajas de la banca online destacamos las siguientes:

  • Mayor ahorro de tiempo y organización
  • Atención al cliente ininterrumpida, durante las 24 horas del día gracias a aplicaciones.
  • Reducción de costes
  • Menos comisiones por cobros de administración y gestión

Por otro lado, los inconvenientes, aunque no tan determinantes como las ventajas, serían los siguientes:

  • Si no se lleva a cabo una política correcta de privacidad, pueden ser opciones menos seguras.
  • Los problemas de cobertura o conectividad en algunas zonas o municipios rurales, donde la señal no es tan óptima pueden suponer un problema para el usuario.