Alquiler o compra del contador

Podemos pensar que en gastos que tenemos en nuestra vida diaria es mejor realizar un gasto de una vez a pagar de poco en poco más del coste real de algo.

En el caso de los contadores de luz y de gas, ¿es así?

Ahora con el cambio progresivo de los contadores tradicionales a los de nueva generación de contadores digitales se nos ofrece la posibilidad de adquirir el contador en propiedad en lugar de tenerlo en forma de alquiler con la distribuidora y que no se nos cobre ningún concepto por este cambio.

Pues bien, tenemos que plantearnos qué es lo que conlleva tener un contador en propiedad frente a tenerlo en alquiler y el coste que supone una cosa u otra.

El propietario del contador ha de hacerse cargo de su mantenimiento así como de las posibles averías que pueda tener. En el caso que sea la distribuidora, ésta dispone de experiencia y medios para poder hacerlo sin problema pero, ¿y nosotros?.

Si somos nosotros los propietarios del contador, en el caso que funcione mal o deje de funcionar, nosotros seremos los responsables y tendremos que ponernos en contacto con alguien que lo arregle. El técnico que lo arregle ha de ser una persona autorizada a trabajar con este tipo de aparatos o podrán pensar que el contador ha sido manipulado.

¿Merece la pena?

Si miramos cuánto supone el alquiler de los equipos dentro de nuestra factura (para los usuarios domésticos menos de 80 céntimos de euro) veremos que suponen una pequeñísima parte de esta y que no compensa correr el riesgo, al menos, es lo que pensamos desde elblogenergia.com

91 198 06 07