¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para tu casa?

Aunque no lo creamos el invierno está a la vuelta de la esquina. En pocos meses, las temperaturas veraniegas darán paso al gélido invierno. Para estar totalmente prevenidos, de la mano de Klimafrio, te ofrecemos algunas pautas para escoger el sistema de calefacción para tu casa.

¿Qué sistema de calefacción escojo para casa?

  • Ante esta pregunta, el primer paso consiste en analizar las características del inmueble, las necesidades de calefacción que precisas y el precio que estás dispuesto a asumir. Así, hay que atender a una serie de factores:
  • Tamaño y orientación de la vivienda
  • Los sistemas de aislamiento
  • El precio y el mantenimiento de la instalación
  • Climatología de la zona: No son las mismas las necesidades de calefacción en Canarias que por ejemplo en una zona fría de Aragón o de Galicia

¿Qué tipos de sistemas de calefacción existen?

Dependiendo de estos factores, es necesario pensar detenidamente en el tipo de sistemas de calefacción más apropiado. La decisión no hay que tomarla a la ligera puesto que el 70% del consumo de energía depende del uso de la calefacción y del agua caliente.

  • Calefacción por gas
    Una de las mejores opciones, siempre y cuando el lugar donde residas, es disponer de calefacción gracias al gas natural, el más eficiente y barato del mercado.
    En este caso, es recomendable disponer de las calderas de condensación con los correspondientes radiadores de agua, de tal manera que, a través del circuito interno, gozarás de calefacción homogénea y de agua caliente en todas las estancias del hogar.
    Dentro de este grupo, también se emplazan las estufas de gas, que a través de un quemador interno que hacen que el gas natural combustione y queme unas parrillas que proporcionan el calor.
  • Calefacción eléctrica
    • Cerca de un 50% de las calefacciones en España son eléctricas, llegando a casi el 60 en las zonas del mediterráneo. Entre las más comunes se encuentran:
    • Radiadores termoeléctricos: contienen una resistencia eléctrica que permite calentar el líquido contenido dentro del mismo. Entre sus ventajas destaca su fácil traslado y su capacidad para calentar incluso cuando está apagado. En contra, su alto consumo eléctrico hace que no sea apropiado en zonas frías.
    • Acumuladores eléctricos: En el caso de que la vivienda no supere los 100 metros cuadrados y esté en un lugar frío, es conveniente apostar por este sistema rápido y eficiente. Eso sí, antes de hacerte con uno, contrata una tarifa de discriminación horaria.
    • Caldera eléctrica: Con un funcionamiento similar al de otras calderas de combustión, disponen de altos rendimientos.

En el mercado también están disponibles otros tipos de sistemas de calefacción. Uno que está en apogeo son las bombas de calor. A partir de las leyes de la termodinámica, permiten extraer el aire frío del exterior y convertirla en calor. Esta opción es la más idónea si tu vivienda es unifamiliar y las temperaturas son, en general, bajas.

¿Cómo conseguir una instalación de calefacción perfecta? Apuesta por Klimafrio

El último paso es conseguir la instalación perfecta. En este caso, disponer de calefacción con Klimafrio es un acierto seguro.

Esta empresa de Alicante se encarga de todo el proceso de puesta en marcha del tipo que hayas escogido, con las mayores garantías de seguridad, eficacia y ahorro. Pero su trabajo no acaba ahí. Su apuesta por un servicio integral incluye el mantenimiento, la reparación en caso de que se produzca alguna incidencia y un servicio de 24 horas para cualquier avería urgente.

Actualizado el