Cómo aislar correctamente tu casa

Pimat
Aislamientos Pimat

Si tu casa tiene más de 40 años seguramente estés despilfarrando energía por no tener aislada la vivienda. Tus aparatos de aire acondicionado, en verano, o la caldera para la calefacción, en invierno, se convierten en un elevado gasto al mes y al año que debes corregir si quieres dejar de derrochar en energía

Para aislar rápida, limpia y correctamente tu casa y dejar de derrochar en energía de manera innecesaria existe un método de aislamiento que se aplica a través del insuflado. Es un método muy utilizado para aislar correctamente por la rapidez y efectividad del mismo. Únicamente es necesario que tu pared disponga de una cámara para poder proceder al insuflado bien por fuera o por dentro de la vivienda. Con este método ya tendrías aisladas las paredes que es por donde se va el 25% de la temperatura de tu hogar. ¡Imagínate cómo subirá la temperatura de tu hogar únicamente con este gesto rápido y limpio! Reducirás las horas de consumo de calefacción incluso la temperatura a la que la conectas. ¡No lo dudes

El poliestireno extruido es el material que mejor aisla la parte de tu casa por la que más energía se pierde: el techo. Concretamente un techo sin aislar produce una pérdida de temperatura del 30% del hogar. Lo mejor para evitar esa pérdida de temperatura del 30% es proteger el techo con el poliestireno extruido. La lana de roca y las bolitas EPS son otros de los materiales que se utilizan para aislar a través del método de insuflado en paredes y techos. ¿Vas a seguir derrochando energía de este modo? ¡Seguro que no!

Con estos sencillos gestos en techo y paredes notarás seguro un gran cambio en el confort de tu hogar tanto en invierno como en verano. Y sobre todo, notarás que tu factura de gas y luz disminuye de manera muy llamativa. El medio ambiente también te lo agradecerá.

Aislamiento térmico por el exterior (SATE)

Si, por el contrario vas a llevar a cabo una importante reforma en tu hogar, te aconsejamos que aísles tu vivienda a través del sistema de aislamiento térmico por el exterior, conocido por sus siglas SATE.

El SATE funciona como una especie de escudo térmico que protege la vivienda de las temperaturas exteriores. Con el SATE se calcula una disminución del 50% del consumo energético asociado a los sistemas de climatización, un factor a tener en cuenta en los meses de verano.

Este revestimiento está hecho de una serie de propiedades físicas y termodinámicas que impiden que salga el calor en los meses fríos o entre en los calurosos. De este modo, a través de este sistema se consigue que una vivienda haga menos esfuerzo en mejorar la temperatura favoreciendo que los equipos de calefacción o aire acondicionado trabajen menos y requieran menos energía.

El sistema SATE consigue que el calor se transfiera muy poco, aprovechando las propiedades termodinámicas del material aislante, consiguiendo que el calor quede apropiadamente atrapado dentro de la edificación o fuera de ella, según sea el caso. Por las leyes de la termodinámica las diferencias de calor entre dos ambientes tienden a igualarse mediante el “traslado” del calor del ambiente más caluroso al más frío. Esta transferencia es mayor o menor dependiendo del material involucrado, porque hay elementos que transmiten mejor el calor que otros.

A través de las paredes en los meses de verano el calor de la calle se transfiere a dentro de la vivienda, por lo tanto, los sistemas de aire acondicionado trabajan no sólo para enfriar el aire entro de la estancia sino también el que va entrando y en invierno el calor escapa hacia el exterior, desperdiciándose.

Con un aislamiento como el SATE lo que se logra es que el calor a penas se transfiera. Es importante saber que los sistemas SATE deben instalarse por empresas especializadas como PIMAT AISLA

Si tu casa tiene más de 40 años seguramente estés despilfarrando energía por no tener aislada la vivienda. Tus aparatos de aire acondicionado, en verano, o la caldera para la calefacción, en invierno, se convierten en un elevado gasto al mes y al año que debes corregir si quieres dejar de derrochar en energía.

Actualizado el