¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

AÑO Y MEDIO DESPUÉS DE LA PANDEMIA

Vivendibc

El retorno a las oficinas se empieza a notar, la vacunación y el descenso de contagios lo facilitan.

Todo parece que está volviendo a la normalidad, tanto la administración, los funcionarios, los estudiantes…ya han vuelto a las aulas y al trabajo en horario completo. Las restricciones se están suavizando, con lo cual la sensación de normalidad es más apreciable y hace que la vida sea más relajada.

En este año y medio, muchas empresas han aprovechado para replantear su sistema de trabajo, que antes de la pandemia era 100% presencial. Según las exigencias de cada puesto, ha permitido flexibilizar la jornada de trabajo. Es por eso que ahora está ganando popularidad el trabajar 2 o 3 días presenciales, y el resto teletrabajar. Esta opción, es conocida como sistema híbrido, es la que combina los 2 sistemas de trabajo; presencial y a distancia.

Para que el teletrabajo sea efectivo y cumpla con unas mínimas condiciones (seguridad informática, infraestructura digital para funcionar en remoto etc), los centros de negocios y coworkings son la elección más rentable, cómoda, profesional y segura para las empresas y sus empleados.

Además, según un estudio titulado: Work from home & productivity (autores: Michael Gibbs, Friederike Mengel, Christoph Siemroth) en el que se encuestaron los hábitos de trabajo a distancia de 10.000 empleados de empresas tecnológicas asiáticas entre abril de 2019 y agosto 2020 (pre y post confinamiento), y evidenciaron una disminución del 20% en la productividad.

Las investigaciones concluyeron que con el teletrabajo, aunque la mayoría de empleados trabajaba más horas, no eran tan eficientes como lo eran en su puesto de trabajo estructurado y físico. Ya que descubrieron que, aunque los trabajadores dedicaban un 30% más de tiempo trabajando desde casa, su productividad disminuía, puesto que dedicaban más tiempo a las videoconferencias o reuniones virtuales con su jefe, para poder perfilar constantemente sus responsabilidades.

La actual Ley 10/2021 del trabajo a distancia, que entró en vigor el pasado mes de julio, ha ayudado a que las empresas se planteen el retorno presencial y a que las que hayan decidido implantar el teletrabajo, deban cumplir con una serie de derechos que deberán garantizar en los trabajadores a distancia. Por ejemplo, que el lugar que se elija para trabajar a distancia no tendrá por qué ser necesariamente el domicilio del trabajador, y de esta manera, quedará garantizado el derecho a la desconexión. Por eso los centros de negocios o coworkings son perfectos en todos los casos, tanto para las empresas para tener un despacho flexible y amoldado a sus necesidades, como para la gente que busca un espacio para trabajar que no sea su casa.

Y la realidad es que, en este año y medio, el trabajo presencial se ha echado de menos, influyendo en el rendimiento, productividad y bienestar de los trabajadores y repercutiendo al mismo tiempo en la productividad y crecimiento de las empresas. El contacto cara a cara con los compañeros, y la comunicación fluida y distendida entre las personas es imprescindible en el bienestar personal.

A modo de conclusión, con la pandemia, muchas empresas dejaron sus sedes corporativas debido a las imposiciones del teletrabajo y al mismo tiempo al ahorro en alquiler de infraestructura.

Con la nueva realidad, ahora las empresas necesitan oficinas amplias, flexibles y adaptadas a la nueva manera de trabajar. Los centros de negocios o coworkings son perfectos en estos casos, ya que permiten espacios flexibles de distintas dimensiones según las necesidades del cliente, servicios a medida, promueven sinergias entre diferentes empresas del coworking, ayuda a separar la vida personal de la profesional y así lograr desconectar.

Actualizado el