Almacenamiento para tienda online

asdasd

Si de algo nos hemos dado cuenta durante este confinamiento es de las ventajas del comercio online. En un estado de alarma donde las tiendas y comercios físicos tuvieron que cerrar sus persianas, aquellas empresas con ventas online vieron salvados sus negocios. 

Este tipo de negocios suele requerir de almacenamiento para los productos que vende. En este sentido, existen diferentes formas de gestionar el almacenamiento de una tienda online

 Almacenamiento de productos para una tienda online

Gestionar de manera directa el almacén y la logística

En este caso, es la propia empresa la que gestiona el almacenamiento y la logística del producto y su venta. En este sentido, el local o almacén puede ser comprado o por ser alquilado, pero sin que intervenga en el proceso de  almacenamiento ninguna otra empresa.

La principal ventaja de este tipo es que se tiene un control completo de todo el proceso logístico. Desde que se recepciona el producto hasta el “picking” o preparación del pedido. 

¿Qué es el picking?

Es la actividad de preparación de pedidos en la que se extraen unidades de material o conjuntos empaquetados de una unidad de empaquetado superior que contiene más unidades que las que se extraen.

Esto le da a la compañía mucha más flexibilidad que la que se puede tener en otros sistemas, aunque también  es el más caro. No es el sistema más habitual para empezar.

Subcontratar un servicio de almacenamiento y logística (servicio de logística integral)

Este tipo suele ser el más común a la hora de poner en marcha una compañía de venta online. Es la más económica y la empresa de transporte se encarga prácticamente de todo el proceso de logística de la tienda online.

Gracias a este tipo de almacenamiento se tendrá un espacio en una empresa de transporte, que se comparte con otras compañías de venta online. Una vez recibido el pedido del cliente, se le comunica  a la empresa de transporte, la cual se encargará de realizar el “picking”, etiquetado y envío del pedido al cliente.

En este caso se pierde la flexibilidad del punto anterior debido a que hay que ajustarse a las condiciones del proveedor del servicio logístico. También es cierto que los costes serán menores, incluso variables, en función de la cantidad de productos almacenados y pedidos que se deban servir. 

Dropshipping

Este tipo consiste en un método de envío y entrega de pedidos minoristas en el cual no es necesario que la tienda tenga los productos que vende. En su lugar, cuando se vende un producto, se compra de un tercero y se hace enviar directamente al cliente. Como resultado, el comerciante nunca ve o manipula el producto.

En este tipo no es necesario poseer ni almacenar el inventario. Simplemente se compra cuando se necesita a un tercero, el cual completa el pedido. 

Gracias a este tipo no necesitaremos, al iniciar una empresa, de una gran inversión en inventario

 

Actualizado el