AGROVOLTAICA, QUÉ SE PUEDE HACER Y SUS BENEFICIOS

Agrovoltaica

La energía fotovoltaica tiene multitud de usos en el hogar o en una empresa, pero esta energía también puede ser utilizada en la agricultura o la ganadería como una forma de ahorro, además de ser muy beneficiosa para determinados cultivos o explotaciones.

En España contamos con más de 23 millones de hectáreas de superficie agraria útil, casi la mitad del territorio español, sin embargo, con la aparición de los campos solares, se está abandonando su uso principal. Pero, ¿por qué no explotarlos a la vez si se sabe que el uso de la fotovoltaica es beneficioso para la agricultura?

A continuación, vamos a detallar cuales son los mejores usos y en que se beneficia a los campos de cultivo el uso de la energía solar fotovoltaica.

Invernaderos solares o invernaderos fotovoltaicos:

Los invernaderos son principalmente explotados en las zonas del sur de la península, en Almería o Granada, entre otras. Estas zonas geográficas cuentan con más de 3000 horas del sol al año, muy por encima de la media española, por lo que instalar este tipo de energía puede ser realmente beneficioso y rentable económicamente. De tal manera que un invernadero utiliza el 96% de la energía que necesita mediante este sistema de autoconsumo.

Pero este no es el único beneficio que se puede obtener. Como todos sabemos, en un invernadero existe un microclima que nada tiene que ver con la temperatura de fuera de su recinto, por eso, a menudo surgen insolaciones provocadas con la lona de plástico que recubre sus dimensiones, haciendo que gran parte de su producción se pierda. Pues bien, los paneles solares pueden realizar funciones de parasol, ayudando a mitigar estos efectos.

En resumen, la fotovoltaica en un invernadero es una de las grandes opciones de reducción de gastos y aumento de la producción para este tipo de explotación.

Cultivos solares:

Como hemos comentado antes, la superficie destinada al cultivo en España es enorme. Por ello es incomprensible que no se fusione la agricultura y la fotovoltaica como en otros países como Estados Unidos.

Lo beneficios de esta unión son diversos:

  • Permite utilizar la energía que proporcionan estos paneles para satisfacer la gran mayoría de la energía que precisan los cultivos.
  • La sombra que otorga a las instalaciones de energía solar es muy beneficiosa para determinados cultivos. Sabemos que las plantas necesitan el sol para poder crecer y producir el fruto, sin embargo, tienen ciertos límites. Los paneles otorgan unas temperaturas más bajas por el día, y más cálidas por la noche, provocando un aumento considerable de la producción agrícola.
  • Disminución del uso del agua debido a lo comentado anteriormente. Menos calor es igual a mayor humedad.
  • Permite mantener la superficie de cultivo más limpia y evitar el uso de herbicidas o similares, además de ser una estructura que evita que los pájaros destruyan los cultivos.

Por lo tanto, dota a los agricultores de una red de protección contra las circunstancias meteorológicas principalmente.

Bombeo solar:

Todos sabemos que en los campos de cultivo existen pozos a través de los cuales se obtiene el agua que precisan los diversos cultivos que exploten las personas dedicadas a la agricultura.

Extraer el agua de estos agujeros provoca una gran demanda de combustibles fósiles y energía eléctrica. A través de la energía solar fotovoltaica y su instalación en los campos de cultivos, no solo se obtienen los beneficios anteriormente comentados, si no que repercute directamente en una reducción del gasto derivado de estos sistemas de obtención de agua.

Además, todas las máquinas que se utilizan para el riego de la zona destinada al cultivo también precisan de energía o combustibles, por lo que al igual que a la hora de extraer agua, es muy beneficiosa para el ahorro de energía de estas máquinas.

Por lo tanto, la agrovoltaica es un método demasiado beneficioso para no utilizarla de manera inmediata con hacen otros países con menos condiciones atmosféricas que nosotros.

Además de ser beneficioso la producción y la reducción de gastos, es un método óptimo para la reducción de emisiones contaminantes.

Actualizado el