¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Las responsabilidades que deberán asumir las empresas que opten por mantener el teletrabajo

dtyjty

La evaluación de los puestos sujetos a teletrabajo, el desarrollo de una política interna y la firma de un contrato de teletrabajo y/o adenda son los elementos clave que deben tener las empresas para implementar esta modalidad.

Es importante no olvidar la importancia del teletrabajo en la era post-Covid y el impacto de las nuevas tecnologías en el ámbito laboral. Internet ha hecho posible compaginar esta nueva forma de trabajo con el trabajo presencial, y el teletrabajo se ha convertido en una realidad cotidiana para muchos trabajadores, cuya salud y seguridad deben seguir garantizando desde su empresa.

El nuevo R.D. ley de teletrabajo estable o de continuidad tras la pandemia, que entró en vigor el 13 de octubre de 2020, regula el alcance de la prevención de riesgos en este tipo de empleo. El empresario debe velar por el cumplimiento de todas las medidas de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales para proteger la seguridad y salud de los trabajadores y por tanto también evaluar y controlar las condiciones de trabajo de los teletrabajadores. en sus hogares.

En la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, PRL, la empresa es responsable de garantizar la seguridad y salud de los trabajadores en un entorno de trabajo, trabajo, funciones y horario fijo. 

Aspectos obligatorios que se deben regular del trabajo a distancia

El contrato de teletrabajo suscrito por ambas partes da lugar al cumplimiento de las obligaciones:

La empresa debe regular los medios que pone a disposición del trabajador para que pueda realizar su trabajo a distancia

Debe determinarse qué tipo de medios se proporcionarán para el trabajo remoto. El teletrabajador también debe recibir un registro del uso de estos medios, es decir, para qué fines debe usarlos y cómo debe manejarlos. En este sentido, la empresa asume una serie de riesgos derivados del uso de estos fondos y el resto recae en el trabajador. Todos estos temas deben ser negociados entre el empleador y el empleado.

Respetar los horarios

Antes se requería el control de la jornada laboral, pero ahora, con la entrada en vigor del Real Decreto-ley 8/2019 de medidas urgentes de protección social y lucha contra la precariedad laboral durante la jornada laboral, es aún más necesario. Desde el 12 de mayo de 2019, es obligatorio crear una hoja de tiempo para los empleados y conservarla durante al menos 4 años. Ni la forma ni los métodos de ejecución de este control están especificados reglamentariamente, pero los sistemas que se utilicen al efecto deberán respetar el derecho a la intimidad del trabajador. Si se interrumpe la jornada laboral, la empresa puede ser multada entre 626 y 6.250 euros.

Control del trabajo realizado por el empleado

Debe regularse qué controles realiza la empresa al trabajador para determinar si está cumpliendo con sus obligaciones. Se debe tener cuidado al hacer esto, ya que se viola el derecho a la privacidad del trabajador, derecho constitucional que siempre prevalece sobre cualquier injerencia del empleador. Por tanto, para llevar a cabo esta inspección de trabajo es necesario que la empresa acredite un interés profesional.

Respetando el derecho de los trabajadores al apagado digital

Esta es una de las principales novedades que introduce el nuevo Real Decreto-ley 8/2019. Trabajar desde otra ubicación y en cualquier momento puede complicar el derecho a la desconexión digital. Este derecho es obligatorio para todas las empresas, grandes o pequeñas. Muchos expertos afirman que la dificultad de la desconexión digital también puede surgir cuando se trabaja de forma presencial en las instalaciones de la empresa.

Por tanto, es fundamental en el teletrabajo que se regule el derecho al desconexión fuera de la jornada laboral. Para ello, las empresas deben formar a los trabajadores en esta materia y también darles un protocolo a seguir para asegurar sus periodos de descanso fuera del horario laboral, evitando así situaciones de abuso. Se deben establecer reglas para el uso de las tecnologías de la comunicación para garantizar el derecho al descanso y las vacaciones. El trabajador y el patrón pueden pactar otra cosa, pero nunca puede imponerse al trabajador. Es muy importante que el cumplimiento de la jornada laboral quede constancia en el contrato de trabajo.

Productividad de los empleados

Si la empresa necesita medir la productividad de sus teletrabajadores, primero debe realizar un estudio económico de la productividad de la que dispone la empresa y determinar qué mínimos debe respetar. Debes evaluar qué tan productivo eres y qué esperas lograr. Todo esto debe resolverse en el trabajo remoto. Para poder liberar a alguien de su puesto de teletrabajo, la empresa debe haber establecido previamente medios cuantificados para demostrar si falta el respeto a su trabajo.

Las principales medidas obligatorias para los empleadores son:

  • Evaluación de riesgos y planificación preventiva del puesto de teletrabajador
  • Dotar al teletrabajador de los equipos de trabajo y de protección adecuados
  • Informar sobre los riesgos existentes y ofrecer formación teórica y práctica para minimizarlos.
  • Vigilar regularmente la salud del teletrabajador
  • Proteger a los trabajadores especialmente vulnerables, a los menores y a los trabajadores con contrato de trabajo de duración determinada o de duración determinada
  • En el caso de medidas de emergencia y grave riesgo en el ámbito del teletrabajo, la posibilidad de verificación por parte del empleador se reduce significativamente, por lo que la relevancia de estas dos medidas se reduce significativamente.
  • Durante el confinamiento, debido al elevado número de personas que trabajan desde casa, se confirmaron los principales riesgos propios de este tipo de puestos, como trastornos musculoesqueléticos, fatiga visual y psíquica para la salud y el riesgo de aislamiento así como los riesgos psicosociales asociados al uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Por qué las empresas deberían apoyar el trabajo remoto

  • Menos estrés, más retención de trabajo y rendimiento
  • Flexibilidad horaria para adaptarse a la vida de cada profesional
  • Imagen corporativa mejorada
  • Utilizar tecnologías disponibles
  • La alternativa
Actualizado el