¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Introducción del hidrógeno como sustituto del gas para elaborar cerámica

fyjy

El hidrógeno es un vector energético versátil, es decir, una sustancia capaz de almacenar energía y luego liberarla bajo demanda de forma controlada. Sin duda, actualmente es el vector más seguido, ya que está llamado a jugar un papel decisivo en la transición energética para descarbonizar la economía en 2050.

Es el caso del llamado hidrógeno verde, es decir, el hidrógeno obtenido mediante la electrolisis del agua utilizando energías renovables sin emisiones de CO2. Pues bien, desde el Observatorio Tecnológico de las TIC estamos asistiendo a una auténtica revolución o boom del hidrógeno verde, que se está atravesando de forma exponencial debido a una importante caída de los costes de producción (alrededor del 40% desde 2015) y al apoyo político, financiero y regulatorio en el crecimiento de Europa. en la UE, como se describe en la Estrategia Europea del Hidrógeno.

En lo que se refiere a la industria cerámica, especialmente el proceso de fabricación de pavimentos y revestimientos cerámicos es intensivo en términos de consumo de energía térmica. Este consumo proviene principalmente de tres etapas: secado de la suspensión cerámica por proyección, secado del soporte cerámico y etapa de cocción, de las cuales la etapa de cocción es la etapa de mayor consumo. Además, existe un consumo de energía térmica en las etapas de secado y clasificación del producto rectificado, pero su aporte es significativamente menor.

Pues bien, el 98% de la industria cerámica en España utiliza mucho gas natural y depende mucho de este combustible fósil. Además, las restricciones impuestas por Europa a las emisiones están agravando el desafío energético, especialmente cuando se trata de comprar derechos de emisión. En este sentido, una reducción sustancial del consumo energético y de las emisiones según la hoja de ruta publicada por la Comisión Europea sólo puede conseguirse a través de una revolución tecnológica, lo que supone la electrificación de hornos y secadores y un cambio decidido hacia las energías renovables.

Teniendo en cuenta que el hidrógeno verde representa un portador de energía valioso, especialmente en áreas donde la electrificación de ciertos procesos no es la opción más eficiente y no existen alternativas sustentables viables, integrarlo, algunos lo han llamado combustible limpio para el futuro, es una opción muy prometedora. estrategia para lograr la ansiada descarbonización de la industria cerámica.

En este sentido, destaca la alianza entre Iberdrola y Porcelanosa, que han aportado soluciones como el uso de las más eficientes bombas de calor de alta temperatura en el secador o el uso de hidrógeno verde para conseguir la temperatura deseada en hornos y atomizadores. Al mismo tiempo, también nos gustaría destacar el ambicioso proyecto Orange.Bat, que pretende descarbonizar toda la cadena de valor de la industria cerámica europea, desde la producción y almacenamiento de hidrógeno verde, no solo su consumo, sino también su distribución. El proyecto, formado por un consorcio internacional de 40 organizaciones, entre las que se encuentran el ITC y la Universidad Jaume I, incluye la implantación de un electrolizador alcalino robusto de 100 MW y la construcción de una planta piloto en el clúster de Castellón por parte del 95% de la industria cerámica española. Empresas como Azulejos Moncayo están muy pendientes de todas las novedades del sector en estos tiempos convulsos, ya que al final, los principales perjudicados pueden ser los clientes, que se encontrarán sin stock para sus reformas.

Actualizado el