¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

Hosting: qué es y cuales son las ventajas de tener uno

Hosting Argentina

La red cibernética está creciendo a pasos agigantados. Desde la creación de Internet a mediados del siglo pasado, este servicio no ha dejado de crecer hasta convertirse en el gigante que es hoy. La cantidad de usuarios que disfrutan de sus beneficios es de millones, reuniendo una gran comunidad internacional en sus sitios web. Para soportar esta carga intensa y constante, se requieren herramientas potentes y avanzadas y una buena velocidad de Internet para garantizar la estabilidad de la red. En este contexto se encuentran los servidores más populares, aquellos que cuando se caen te impiden disfrutar de las ventajas del online. Sin embargo, no siempre son los servidores los que se caen, sino sus pequeños servicios de alojamiento. Pero, ¿qué es un hosting?

Usos y Beneficios

Para los usuarios con pocas habilidades informáticas más allá del dominio básico, el alojamiento puede ser un concepto completamente nuevo. Este elemento consiste principalmente en un servidor web. Gracias a ella, cualquier usuario que posea una página, sea cual sea su finalidad, puede depositar todo el contenido necesario (textos, imágenes, bases de datos, multimedia, etc.) ahí.

Tener un alojamiento completamente funcional es uno de los requisitos más importantes para que los sitios web sean accesibles y se clasifiquen en las primeras posiciones de cualquier motor de búsqueda. Actualmente para todas las empresas independientemente del tamaño que sea es posible tener su propio sitio en internet, hay muchísimos tipos de hostings que su uso se vuelve bastante intuitivo, uno de ellos es el Hosting Wordpress, así como el alojamiento nombrado es fácil de usar, todos funcionan de la misma forma, es decir, cuando un usuario escribe el dominio web en la barra de búsqueda, el servidor transfiere rápidamente todos los datos almacenados en el alojamiento para cumplir con la solicitud. Como sabemos, no todas las páginas tienen el mismo tamaño ni soportan la misma carga de visitas, por lo que dependiendo de las necesidades de almacenamiento de cada uno, será más adecuado uno u otro tipo de hosting.

Tipos de alojamiento

Primero que nada, es importante saber reconocer qué tipo de proyecto online deseas desarrollar para así tener en claro cuál hosting es el más adecuado, ya que cuanto mayor sea la potencia, mayores serán las cuotas mensuales que deberá pagar el consumidor para mantener los derechos de uso.

  • Alojamiento compartido: es el más utilizado entre los consumidores de este tipo de servicios. Este método implica alojar diferentes hosts en el mismo servidor, de modo que la misma máquina pueda alojar datos y contenido para miles de empresas y millones de consumidores. Se recomienda para proyectos ligeros y pequeños, para uso personal o profesional. Si la cantidad de recursos que necesita consumir el servidor no es demasiado grande, entonces el alojamiento compartido es adecuado.

 

  • Hosting reseller: permite al usuario administrar varias cuentas de hosting al mismo tiempo utilizando un panel de control central, y cuando la empresa vende alojamiento a otros clientes, estos reciben su propio panel de control para así poder trabajar de forma particular en sus páginas.

 

  • Hosting VPS: Este tipo de hosting es recomendable para sitios web y empresas medianas. Es un servidor privado virtual. Aunque no tiene un solo espacio, el servidor asigna un recurso compartido completamente separado. De esta forma, no importa si el resto de los alojamientos en otros puntos de la red requieren más potencia. La funcionalidad de alojamiento VPS está garantizada, así como el acceso directo a la raíz de la máquina.

 

  • Hosting-dedicado: Si el sitio web en cuestión produce un alto consumo de recursos o procesa una gran cantidad de tráfico de datos, los servidores dedicados ofrecen el mejor rendimiento. Con este servicio, la web pasa a tener un servidor físico funcionando a pleno rendimiento sólo para quienes lo hayan alquilado. Así, no sólo se garantiza toda la potencia necesaria, sino que además se puede personalizar y adaptar el servidor a las necesidades de la empresa para hacerlo más cómodo y accesible. Cloud hosting: Si la intensidad de los servicios de gestión es amplia, pero no siempre constante, este tipo de alojamiento web se posiciona como el más adecuado. Gracias a ella, los servidores aumentan o disminuyen la cantidad de recursos dedicados a los sitios web según su solicitud, ofreciendo así un rendimiento superior a los servicios dedicados.

Alojamiento en todo el mundo

El aumento de este elemento ha sido exponencial con el crecimiento de los servicios de Internet. Además, su uso se ha incrementado en lugares donde la comunidad es más numerosa. En este contexto, cabe destacar la extensión de este instrumento a toda América Latina. Esta comunidad es conocida por ser una de las más grandes y exigentes del mundo, por lo que su grupo de networking es también uno de los más grandes y exigentes. No es de extrañar que en este ámbito se haya generalizado el uso del hosting, que también es una de las mayores ventajas.

Actualizado el