¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

7 beneficios de cocinar tu propia comida

receta

Cada vez son más las personas que dejan de cocinar por falta de tiempo, conocimientos o ganas. Para algunos, cocinar es un placer y no lo cambiarán, pero para muchos es una actividad obsoleta gracias a los restaurantes, las aplicaciones de comida a domicilio y los alimentos precocinados.

De hecho, esta moda de abandonar la cocina se está convirtiendo en tal, que la gente ya se plantea la posibilidad de construir y alquilar pisos sin cocina y dejar la tarea de la comida a servicios externos.

Pero tanta comodidad tiene un precio, y en este caso, el precio es nuestra salud. Según un estudio, cocinar en casa es mejor para nuestra salud que cualquier otra opción. No importa cuán simple o compleja sea tu receta, si te esfuerzas por hacerla saludable... El hecho de que la hagas en casa te garantiza casi por completo que será una comida más saludable, más nutritiva y con menos sal y azúcar agregada.

El estudio encontró que los adultos que comían comidas caseras de 6 a 7 veces por semana consumían un total de 140 calorías, 16 gramos de azúcar y 5 gramos de grasa por día, en comparación con los adultos que comían comidas caseras solo una vez por semana o menos.

Además, si estos adultos se esforzaban por comer sano, los beneficios eran aún mayores: los que comían comida casera podían comer 320 calorías menos al día.

La rentabilidad de cocinar

1. Alimentos más nutritivos

En muchos restaurantes, especialmente en los restaurantes de comida rápida, los alimentos tienen un alto contenido de azúcar, grasa, sodio y carbohidratos, incluidas las alternativas más saludables.

A la hora de comer en casa, depende de ti reducir en tu dieta los alimentos que consideres innecesarios, especialmente el azúcar, la grasa o la sal. Tienes más control real sobre lo que comes.

2. Educación nutricional y creatividad 

La comida es mucho más que algo delicioso y abundante. Es uno de los pilares de una vida sana. Cocinar tus propias comidas, si tratas de entenderlo también, te ayudará a entender qué alimentos contienen más nutrientes, como carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales.

Además, cocinar puede ser un arte que te ayude a ser creativo, experimentando con recetas y combinando ingredientes para satisfacer tu paladar. Pincha en el enlace y descubrirás las mejores recetas de comida para hacer desde casa. 

3. Presta atención a lo que comes 

Si preparas tus propias comidas, puedes aprender a disfrutarlas y saborearlas más intensamente, lo que te ayudará a comer menos y a sentirte lleno más rápido.

Esto es importante porque comer de prisa, simplemente engullir cualquier cosa que nos encontremos y comer emocionalmente para sentirnos mejor por cualquier cosa, son dos comportamientos que se han relacionado con la obesidad y otros inconvenientes metabólicos.

4. Supervisión de porciones 

En muchos restaurantes, las porciones de comida son demasiado grandes, lo que aumenta el riesgo de tener sobrepeso porque tendemos a comer siempre lo que nos ponen en el plato. 

Si cocina y sirve la comida, puede controlar más fácilmente cuánto come sin sentirse hambriento y sin correr el riesgo de comer en exceso.

5. Desarrolla mejores hábitos 

Cocinar en el hogar es una excelente manera de comenzar a desarrollar hábitos mejorados, crear un plan de comidas semanal, ir al mercado en busca de productos frescos, probar recetas de alimentos de temporada y asegurarse de obtener todos los nutrientes que necesita.

6. Vínculos familiares más fuertes

Especialmente si tienes hijos, el hábito de comprar, cocinar y comer en casa puede ser una excelente manera de pasar más tiempo juntos y fortalecer los vínculos familiares. Además, es una oportunidad para enseñar a sus hijos hábitos alimenticios correctos, una forma de proteger su salud ahora y durante toda su vida.

7. Ahorros financieros sustanciales 

Comer fuera o pedir a domicilio es más cómodo y rápido, sí, pero también mucho más caro que comer en casa. Si tú también te organizas, preparas la comida para llevar al trabajo, y aprendes a usar las sobras para hacer otra sin desperdiciar nada, tu alcancía lo notará a fin de mes.



 

Actualizado el