¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

6 averías más frecuentes en un frigorífico Bosch y algunas soluciones

Bosch

El frigorífico Bosch es un electrodoméstico confiable y duradero. Además, ofrece una gran ayuda en el hogar porque mantiene los alimentos frescos y listos para usarlos en cualquier momento. Por eso, cuando este equipo presenta una falla, hay que buscarle una solución rápidamente para evitar que la comida se descomponga.

Dentro de las averías más frecuentes en un frigorífico Bosch está que el equipo no enfría bien, el congelador no funciona, el motor hace mucho ruido, el compresor nunca se apaga, la luz del frigorífico no se enciende, entre algunas otras.

El primer paso es mantener la calma para identificar cuál es el fallo y, de esa manera, sabrás si lo puedes reparar sin ayuda, o si es necesario llamar a un servicio técnico Bosch Barcelona para diagnosticar y solucionar la avería.

1.El compresor del frigorífico Bosch funciona todo el tiempo

Las neveras están diseñadas para que el compresor trabaje por ciclos. Es decir, el compresor no debe funcionar todo el tiempo porque se acorta su vida útil y el recibo de la luz se elevará mes a mes.

Por lo tanto, una de las averías más comunes en el frigorífico Bosch es que el motor está ciclando constantemente. Lo más seguro es que esto ocurra por alguna de las siguientes razones:

  • Los serpentines del condensador están sucios y obstruidos, lo que dificulta que el motor trabaje con tranquilidad y se apague tras cada ciclo.
  • La temperatura del termostato no está ajustada adecuadamente, por lo que el refrigerador no termina de enfriar bien los alimentos.

En cualquiera de los dos casos, lo primero que debes hacer es limpiar las bobinas para retirarle el exceso de residuos. Además, es conveniente que ajustes la temperatura del termostato de acuerdo a la cantidad de alimentos que tienes dentro del refrigerador.

Si el problema persiste, tienes que comunicarte con un servicio técnico especializado.

2.El frigorífico Bosch no enfría bien

Bosch es una marca que se destaca por su calidad y confiabilidad. No obstante, en ocasiones el frigorífico no enfría como debería.

Las razones por las que esto ocurre pueden ser varías. Por lo tanto, hay que hacer varias comprobaciones:

  • Revisa que el frigorífico está bien conectado a la toma de corriente y que el voltaje sea el indicado.
  • Comprueba la temperatura del termostato.
  • Asegúrate de que la puerta está bien cerrada, puesto que una puerta abierta constantemente no dejará que el aparato enfríe bien.
  • Limpia muy bien las bobinas del condensador y el serpentín.
  • Verifica que el ventilador no esté roto o flojo.

También, es posible que el relé del arranque del refrigerador esté defectuoso, lo que impide la continuidad de energía hacia el compresor.

Si haces todas estas revisiones y aún continúa el refrigerador con la falla, tendrás que revisar el compresor para ver que no esté roto o dañado. En ese caso, la única solución es llamar a un servicio técnico para que resuelvan la avería.

3.Hay demasiada escarcha en el refrigerador

La mayoría de los refrigeradores Bosch cuentan con tecnología No frost para evitar la acumulación de escarcha en el congelador. Por eso, cuando el equipo se llena de mucho hielo es porque existe alguna falla en su funcionamiento y debes identificarla rápidamente. Inclusive, a veces el refrigerador congela todo.

El primer componente a evaluar es el panel de control. Esta pieza se encarga de indicarle al aparato el tiempo de los ciclos de congelar y descongelar. Por lo tanto, un panel defectuoso no enviará la señal al compresor para que culmine el ciclo y descongele la máquina.

Otra de las comprobaciones necesarias es verificar si el termostato de descongelamiento está ajustado. Igualmente, evalúa que el disyuntor tiene continuidad eléctrica, ya que de no ser así, la unidad de descongelación no va a funcionar.

4.El dispensador de agua del frigorífico Bosch no funciona

Algunos equipos refrigeradores de la marca cuentan con un dispensador exterior de agua para darles mayor comodidad a los usuarios.

Cuando este dispensador no ofrece un flujo continuo de agua, puede ser por alguna de las siguientes razones:

  • El tubo de suministro de agua está obstruido con hielo o con restos de alimentos, por lo que el líquido no tiene por donde salir.
  • La válvula de entrada del agua no funciona bien. En consecuencia, el dispensador no se puede llenar.
  • La tubería tiene baja presión de agua.

Cuando hagas estas verificaciones, lo más seguro es que consigas el fallo para solucionarlo y obtengas nuevamente un flujo regular de agua por el dispensador. Ahora bien, si el problema sigue, tienes que llamar a un especialista.

5.La nevera hace mucho ruido

Es normal que un frigorífico genere cierto ruido. Sin embargo, este no debe ser molesto ni mucho menos insoportable.

Por lo tanto, si el frigorífico Bosch hace mucho ruido, es probable que se deba al ventilador roto o suelto.

Toma en cuenta que dentro de la unidad se encuentra el ventilador del serpentín y el del condensador. Cuando uno de ellos no funciona correctamente, la nevera empezará a sonar muy fuerte y hasta dejará de enfriar.

6.La máquina de hacer hielo no sirve

Si tienes un frigorífico Bosch con dispensador de hielo, pero este no funciona, lo más seguro es que el depósito de agua no está recibiendo suficiente líquido o no está ajustado el termostato a la temperatura correcta.

Es importante que revises la válvula de entrada del agua para comprobar que está llegando un flujo adecuado al dispensador. De no ser así, puede ser que la tubería está congelada u obstruida.

Asimismo, cuando la puerta tiene el interruptor dañado, la nevera no podrá congelar ni hacer hielo. Por eso, inspecciona que el mecanismo de la puerta no esté roto o defectuoso.

Por último, revisa que el tablero de control del nivel de hielo no tenga un sensor defectuoso que le impida al congelador producir la cantidad de hielo que necesitas.

Actualizado el