Las 5 mayores tendencias tecnológicas de 2021

Tecnología

Las tendencias tecnológicas más importantes de hoy en día desempeñan un papel importante para ayudarnos a afrontar y adaptarnos a los numerosos retos a los que nos enfrentamos.

1. Inteligencia Artificial (IA)

La IA es, sin duda, una de las mayores tendencias de la tecnología actual, y en 2022 se convertirá en una herramienta aún más valiosa para ayudarnos a interpretar y comprender el mundo que nos rodea. .

Los algoritmos de aprendizaje automático estarán más informados y serán cada vez más sofisticados en las soluciones que nos revelen.

Para las empresas, el reto consistirá en comprender los cambios en el comportamiento de los clientes. Cada vez habrá más actividades humanas online, ya sean compras, citas, entornos de trabajo digitales y virtuales, reuniones o contrataciones.

Para 2022, podemos esperar que las herramientas que utilizamos para analizar estos cambios de comportamiento sean más sofisticadas y se ajusten cada vez más a los requisitos de presupuesto e infraestructura de más organizaciones.

2. Robótica, drones y automatización de vehículos

Como el volumen de pasajeros que utilizan el transporte público fluctúa de una semana a otra, en función de las condiciones locales, las iniciativas de los vehículos de motor seguirán aumentando.

La eficiencia de los sistemas de transporte público será una prioridad para los proveedores de servicios y las autoridades municipales, donde la reducción de los costes de la mano de obra humana ayudará a equilibrar la incertidumbre de la demanda de los clientes.

En los últimos años hemos asistido a la aparición de robots en los sectores de la asistencia y la vivienda asistida, y estos serán cada vez más importantes, sobre todo cuando se trate de interactuar con los miembros de la sociedad más vulnerables a las infecciones, como los ancianos.

En lugar de sustituir por completo la interacción humana con los cuidadores, que es tan importante para muchos, podemos esperar que los dispositivos robóticos se utilicen para proporcionar nuevos canales de comunicación, como el acceso a la ayuda a domicilio 24 horas al día, 7 días a la semana, así como para proporcionar simplemente compañía en los momentos en que no sea seguro enviar personal de asistencia a los hogares.

Además, las empresas que se encuentren con locales que, aunque estén vacíos, necesiten mantenimiento y conservación, recurrirán a proveedores de robótica para servicios como la limpieza y la seguridad. Esta actividad ya ha disparado las cotizaciones de las empresas proveedoras de robots.

Los drones se utilizarán para suministrar medicamentos que salvan vidas y, equipados con algoritmos de visión por ordenador, se utilizarán para controlar la afluencia de personas en lugares públicos con el fin de identificar los lugares en los que existe un mayor riesgo de transmisión viral.

3. La revolución del servicio a medida

La infraestructura as-a-service -la prestación de los servicios que necesitamos para vivir y trabajar a través de plataformas a la carta basadas en la nube- es la clave que ha puesto al alcance las demás tendencias tecnológicas de las que hablamos hoy.

Por eso la IA y la robótica son una posibilidad para casi cualquier empresa u organización, independientemente de su tamaño o presupuesto.

Gracias a las ofertas de computación en la nube de empresas como Google, Microsoft, Amazon y una horda cada vez mayor de startups y empresas derivadas, los innovadores de todos los campos pueden desplegar tecnologías de vanguardia con una inversión inicial mínima en herramientas, equipos o personal especializado.

Hemos visto claramente que las empresas que confían en la nube para ofrecer soluciones escalables bajo demanda están prosperando. Por ejemplo, Zoom, que se ha convertido rápidamente en un nombre conocido por la rapidez con la que ha podido añadir servidores y aumentar su cobertura y calidad de servicio. Esto se debe a su naturaleza de nube y a las asociaciones con sus propios proveedores de servicios, que han podido aumentar rápidamente la capacidad para satisfacer la demanda.

En 2022 y después, esto será cada vez más importante y se abrirán más oportunidades para todos.

4. 5G y mejora de la conectividad

Una Internet más rápida y fiable no sólo significa que podemos cargar más rápido las páginas web y pasar menos tiempo esperando a que empiecen los vídeos en YouTube.

Cada avance sucesivo en la conectividad móvil, desde la 3G en adelante, ha abierto nuevos casos de uso para Internet. El 3G hizo que la navegación web y los servicios de datos fueran útiles en los dispositivos móviles, el 4G propició el crecimiento de las plataformas de vídeo y música en streaming con un mayor ancho de banda, y el 5G, del mismo modo, abrirá más puertas en cuanto a lo que es posible.

La 5G significa que los servicios basados en tecnologías avanzadas como la realidad aumentada y la realidad virtual, así como las plataformas de juego basadas en la nube, como Stadia de Google o GeForce Now de NVidia, se convierten en una propuesta viable en cualquier momento y lugar. También amenazan con hacer que las redes de cable y fibra sean redundantes, ya que necesitan que estemos atados a un lugar concreto.

En resumen, el 5G y otras redes de banda ancha avanzadas están haciendo que todas las demás tendencias de las que hablamos aquí sean accesibles en cualquier momento y lugar.

Las complejas aplicaciones de aprendizaje automático basadas en el acceso en tiempo real a las fuentes de Big Data pueden realizarse sobre el terreno, gracias a la automatización. Un buen ejemplo es el operador pesquero noruego Salmar, que utiliza una red 5G para automatizar el cuidado y la alimentación de sus peces. Los algoritmos de reconocimiento de imágenes se utilizan para detectar qué peces están sobrealimentados o infraalimentados, y dispensar automáticamente la comida y los medicamentos necesarios para mantenerlos sanos. Iniciativas como esta serán cada vez más importantes en 2021, ya que las empresas buscan automatizar aún más sus plantillas.

5. Realidad Extendida - Realidad Virtual y Aumentada.

Estos términos abarcan la tecnología que utiliza gafas o auriculares para proyectar imágenes generadas por ordenador directamente en el campo de visión del usuario. Cuando se superpone a lo que el usuario ve en el mundo real, es AR. Y cuando se utiliza para situar al usuario en un entorno totalmente generado por ordenador, es RV.

A lo largo del próximo año, cabe esperar que estas técnicas, junto con las demás tendencias aquí comentadas, ayuden a afrontar los retos.

El objetivo principal será permitirnos evitar situaciones potencialmente peligrosas en las que pueda haber riesgo de transmisión viral.

Una de las soluciones disponibles para los ópticos permite realizar exámenes oculares completamente en RV, ya que las cámaras de alta definición proporcionan una imagen clara del ojo del paciente. Una herramienta de realidad virtual permite al cliente examinar la gama de gafas que se le ofrecen y ver cómo quedan en su propia cara sin tener que salir de casa.

También veremos un aumento en el uso de herramientas de RV y RA en la educación. Esto reducirá la necesidad de trabajar en aulas abarrotadas, si no del todo, sí en zonas y momentos en los que se sabe que los índices de transmisión son altos.

Y a medida que se disponga de más datos sobre las condiciones y el modo de transmisión del virus, las herramientas de RA se utilizarán para proporcionar avisos en tiempo real cuando nos desplacemos a zonas en las que se sabe que se ha propagado la infección. Incluso medidas sencillas, como recordarnos que nos lavemos las manos cuando toquemos el pomo de una puerta en un espacio público o emitir una alerta cuando un dispositivo detecte que nos hemos tocado la cara sin lavarnos las manos, podrían ayudar a salvar vidas y evitar que transmitamos la enfermedad en los entornos reales en los que vivimos y por los que pasamos.

Actualizado el