5 Reformas claves en tu hogar para ahorrar energía

<zxzx

La media de habitantes españoles decide ahorrar energía a base de cambios en los hábitos de consumo diarios, pero ¿por qué no apostar por un hogar eficientemente óptimo? Hoy, te ofrecemos 5 reformas claves en tu hogar para ahorrar energía.

El consumo de energía en casa está presente de diversas formas:

  • Equipos que demandan mucha potencia durante su funcionamiento pero que utilizamos durante muy poco tiempo, como pueden ser freidoras, planchas, secadores, etc. Pueden aumentar nuestras facturas considerablemente si hacemos un uso continuado de ellos.
  • Equipos con baja demanda de potencia pero que utilizamos en largos periodos de tiempo como la iluminación, frigoríficos… Aquí entrará en juego también su grado de eficiencia.
  • Equipos que utilizamos con relativa frecuencia con una alta demanda de potencia como lavadoras, lavavajillas, hornos, etc. Muy importante en estos casos su etiquetado de eficiencia, a la vez que tener cuidado con nuestros hábitos de consumo.

Además del grado de eficiencia y horas de uso de nuestros equipos, la energía de nuestra casa dependerá también de la zona climática donde nos localicemos, la orientación de la vivienda, su calidad de construcción, el nivel de aislamiento de ésta, el grado de equipamiento y, hasta el número de personas que la habitan. Todo ello nos da las pautas para aplicar las 5 reformas claves en tu hogar para ahorrar energía:

Invierte en el aislamiento de tu casa

Esto va más allá que cambiar las ventanas a unos cristales más anchos. Existen millones de opciones como instalar láminas de fibras de mineral o vidrio en los techos y paredes o, pintar éstas con pintura térmica, la cual tiene la característica de desviar el calor. Emplear los correctos materiales aislantes en nuestro hogar nos puede suponer una reducción del consumo de entre el 40% y 70%.

Los materiales de construcción que están en contacto con el exterior son el punto más débil frente a la pérdida de energía en el hogar. Debes buscar materiales termo aislantes que retengan el calor en meses invernales y lo repelan en verano. Esto te lo permitirá materiales como fibra de vidrio, poliestireno expandido y el yeso, entre otros.

Algunos aspectos que deberás considerar para aislar tu vivienda será la superficie total que aislar, si el aislamiento es interior o exterior, la técnica empleada (SATE, Pladur, Insuflado, Soplado…), densidad nominal, etc.

Cambia la bañera por una ducha

¿Has pensado alguna vez en cambiar la bañera de tu casa por un plato de ducha? Es una reforma sencilla que se traduce en un ahorro importante de agua y energía. Estudios demuestran que llenar una bañera puede ocasionar un consumo de hasta 200 litros de agua, mientras una ducha de 5 minutos puede ocasionar 60l, sólo el 30%.

ur

Instalar un termostato para regular la temperatura

Tener activa la calefacción y la refrigeración pueden suponer el 50% del consumo total de energía de un hogar, viéndose incrementado en un 20% adicional en invierno. Un termostato nos permitirá controlar la temperatura de nuestro hogar de manera óptima y, en algunos casos, hasta telemáticamente. Esto te permitirá gestionar las horas y fuerzas de funcionamiento de este, apostando por el ahorro y la eficiencia energética en el hogar.

Cambia la carpintería por una más estanca y renueva las ventanas

Las ventanas no muy estancas pueden llegar a suponer hasta el 25% de las pérdidas térmicas de tu hogar. Invertir en el cambio de tus ventanas de hierro, madera o PVC a ventanas con rotura de puente térmico, supondrá un antes y un después en el gasto energético de tu casa. Otras ventanas que nos supondrá un ahorro óptimo son las de cristales con cámara de aire. Estudios afirman que hasta el 99% de las viviendas experimentan pérdidas de calor debido a un aislamiento térmico insuficiente.

Instala calderas de condensación

Las calderas de condensación son calderas de gas que aprovechan el calor generado al enfriar el vapor de agua contenido en los humos de la combustión antes de que se liberen por los conductos de ventilación, a diferencia de las calderas tradicionales. Estas dejan escapar los vapores sin el correspondiente aprovechamiento de energía.

Las calderas de condensación ahorran hasta un 15-20% sobre el suministro de agua caliente, a la vez que reducen las emisiones de gases hasta un 70%. Instituciones y organismos oficiales ofrecen subvenciones a solicitantes para ayudar a la instalación. ¡Considera los Planes Renove de tu comunidad autónoma!

Otros cambios en tu hogar que puedes realizar para ahorrar energía sin necesidad de obras será optar por leds, elegir electrodomésticos con eficiencia A + + +, instalar limitadores de caudal en las griferías o decorar tu hogar optimizando la luz natural que entre en la misma. Crea un hogar en base a tus valores y a tu “yo” interior. Grandes profesionales como Quokka Interiorismo te ayudarán a hacer tus sueños realidad.

Actualizado el