Se encuentra usted aquí

Reducir el consumo energético en edificios públicos aportaría 900 millones

electricidad-verde

Desde el año 2014, según la Directiva 2010/31/UE relativa a la eficiencia energética deben renovarse el 3% anual de la superficie total de los inmuebles que el Gobierno ocupa, con el fin de conseguir que tengan un rendimiento energético determinado. Se calcula que reducir un 30% el consumo energético de estos edificios podría aportar más de 900 millones anuales y generar unos 3.700 empleos.

La Directiva ya ha presentado el inventario de los edificios públicos susceptibles de ser rehabilitados, determinando que los que tienen más de 250 metros cuadrados, superan el millón de kilovatios hora (kWh). Destacan el Ministerio de Interior, el de Hacienda y Administraciones Públicas y el de Empleo y Seguridad Social, por ser los que más energía consumen.

En el año 2011, Actividades de Construcción y Servicios (ACS) y Gas Natural Fenosa ganaron la licitación para rehabilitar la sede de Industria y parte de la de Economía. Sin embargo, debido a los recortes en gasto público - según las normas de contabilidad europeas, las inversiones para la mejora de la eficiencia energética cuenta como deuda pública - hizo que se paralizara este plan.


Eficiencia energética

La eficiencia influye en el suministro de electricidad y de gas natural

El certificado de eficiencia energética es un documento que se debe presentar en todos los edificios nuevos y también en los inmuebles que se quieren alquilar a un consumidor. Este informe permite saber si la vivienda necesita un mejor sistema de climatización o si por el contrato requiere mayor aislamiento.

Estos dos aspectos junto con muchos otros influyen tanto en el suministro de electricidad y también en el de gas natural. Esto es muy útil en residencias donde se utiliza la calefacción con gas y no con suministro eléctrico.

La eficiencia energética de una vivienda se mide a través de una tabla que oscila entre la letra A a la G, teniendo en cuenta que la A es la máxima eficiencia y G la que menos eficiencia ofrece en el inmueble. Se estima que un edificio de tipo A requiere un 30% menos de energía que uno con G.

Energías verdes

Dentro del plan de rehabilitación de los inmuebles de la Administración también entra su adaptación a las energías verdes. Las energías renovables son aquellas que se generan de manera sostenible y su obtención no perjudica al medio ambiente. Los tipos de energía verde son:

  1. Eólica: mediante el impulso del viento en los aerogeneradores.
  2. Hidráulica: mediante la fuerza del agua (ríos y torrentes)
  3. Fotovoltaica: por los rayos del sol que inciden en las placas solares.
  4. Biomasa: a través de restos orgánicos que proceden de la agricultura y la silvicultura.

A pesar de que las energías renovables aún no están muy extendidas su precio es el mismo que las energías tradicionales.

Para más información de energía llame al 91 198 10 05