Se encuentra usted aquí

La luz y el gas bajan en enero

Tras las reformas que el Gobierno ha ido implantando en el mercado energético, ha sido posible anunciar nuevas rebajas en el precio del gas y la electricidad.  En torno al 0,7% y el 3% de reducción en luz y gas respectivamente.


¿Cuál será la rebaja en electricidad?

Después del superávit obtenido en trece años, la parte regulada de la factura de la luz sigue bajando aún más con vistas a alcanzar el 2,8% de rebaja en enero del próximo año. Además, el Gobierno también garantiza una rebaja del 21% en concepto de los pagos por capacidad en el mercado eléctrico.

Reducción del precio del gas en 2016

De la misma manera que lo ocurrido en el sector eléctrico, al cierre del último ejercicio, el Gobierno tiene previsto finalizar el 2016 con superávit en el sector gasista. Por el momento, para este año se prevé un equilibrio entre ingresos y costes, e iniciar enero con una rebaja del 3% en la factura de gas y la congelación de la parte regulada de la factura.

Ahorrar comparando tarifas de luz y gas

Gracias a las rebajas anunciadas por el Gobierno, el consumidor va a poder ahorrarse un determinado porcentaje de las facturas de luz y gas respecto a meses anteriores. Sin embargo, es importante tener en cuenta la posibilidad de abaratar aún más ambas facturas escogiendo tarifas de energía que mejor respondan en servicio y precio al consumo del cliente.

¿Qué tarifa contratar?

El ahorro del cliente depende del tipo de tarifa con la que facture, de tal manera que conviene atender a una serie de aspectos o características, que deben incluir las tarifas para abaratar el coste de las facturas.

Descuentos en alguno de los términos de la factura

Dentro del mercado energético, existen tarifas que incluyen descuentos y tarifas que no.  Generalmente, a diferencia de las establecidas en el mercado regulado, las ofertas adscritas al mercado libre ofrecen descuentos en alguno de los términos de la factura.

Tipos de descuentos

Valorar el tipo de descuento es muy importante, ya que dependiendo del consumo que se realice interesará más acogerse a una oferta con descuento en el término fijo o a una oferta con descuento en el término de consumo. Por otra parte los descuentos fijados por las comercializadoras son de distinta naturaleza.

  1. Indefinidos: la comercializadora asegura al cliente el mismo porcentaje de descuento para siempre.
  2. Variables: la compañía garantiza un descuento a lo largo de todo el contrato pero variando el porcentaje de descuento en el tiempo.
  3. Por último están los descuentos que acaban al finalizar la oferta con la que se contrató luz o gas.

Compromiso de permanencia con la comercializadora

Las tarifas que no incluyen cláusula de permanencia con la comercializadora garantizan al cliente la libertad para poder cambiar de tarifa en cualquier momento con vistas a ahorrar o mejorar los servicios prestados.

Duración de la oferta

A la hora de contratar una tarifa de luz o gas, el cliente debe tener en cuenta el precio de la tarifa sin la aplicación de la oferta, ya que al finalizar ésta, puede resultar menos económica.

No obligatoria contratación de servicio de mantenimiento

Muchas comercializadoras exigen la contratación de alguno de sus servicios de asistencia técnica o mantenimiento para poder disfrutar de precios económicos para luz y gas. En estos casos conviene valorar el coste del servicio y el precio al que se factura la electricidad o el gas con esta condición, para sopesar si sale o no rentable la contratación de una tarifa con esa característica.

Para más información de energía llame al 91 198 10 05