Se encuentra usted aquí

El precio de la bombona de butano baja de nuevo en julio

Por tercera vez consecutiva en lo que va de año el Gobierno baja el precio de la bombona de butano tradicional (12,5 kg). El coste de la botella se sitúa en el mes de julio de 2015 en 13,42€, casi un 5% más barata que hace dos meses.

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo somete a revisión el precio del butano cada dos meses con el fin de ajustarlo a las actualizaciones del mercado. Para su cálculo se tiene en cuenta elementos como las cotizaciones internacionales de la materia prima o los costes de la comercialización.

¿Propano o butano?

Tanto el propano como el butano son ambos gases licuados del petróleo (GLP) y tienen propiedades muy parecidas. Los dos tienen un alto rendimiento energético y un poder calorífico muy alto que les permiten ser muy adecuados para las actividades cotidianas.

Sus instalaciones son totalmente compatibles, pero la diferencia entre uno u otro es que el butano solo resiste hasta los 0º de temperatura, por lo que se recomienda para zonas de clima templado. En cambio, el propano puede aguantar hasta los -44º.

Otra diferencia es que el butano solo se vende envasado (bombonas de 12,5kg o 6 kg) mientras que el propano se puede encontrar en diferentes formatos: propano envasado (botellas de 35 kg o 11kg), propano a granel o propano canalizado.

¿Puedo instalar gas natural?

El gas natural es una de las energías más utilizadas en España. La red de canalización llega cada vez a más sitios de nuestro país y con ello la gente gana en comodidad. El gas natural te permite despreocuparte de cuando se acabará el suministro ya que es totalmente ininterrumpido.

Otra ventaja del gas natural es el precio porque es con diferencia la energía más barata del mercado. Instalar gas natural en su vivienda le permitirá ahorrar cada mes en su factura y además contribuirá al cuidado del medio ambiente.

Cambiar la instalación de butano por la de gas natural depende del tipo de vivienda que sea, pero puede oscilar entre 15 y 90 días hábiles, y siempre ha de realizarse por un técnico de gas autorizado.