Ideas para reformar una casa vieja y renovarla por completo

A la hora de reformar una casa vieja se deben pedir las licencias de obra necesarias
Para reformar una casa vieja es indispensable realizar una planificación al detalle

Si tu casa tiene ya algunos años, seguramente te ronde por la cabeza la idea de arreglarla y dejarla como nueva. Sin embargo, tienes que saber que no es lo mismo reformar una casa vieja que un hogar con poca antigüedad. Por eso, hoy te damos algunos consejos que no debes pasar por alto y con los que conseguirás una rehabilitación de diez.

¡Arrancamos!

Los pasos previos para reformar una casa vieja

Antes de comenzar con las obras, es importante que planifiques todo al detalle. De esta manera evitarás imprevistos que te supongan gastar más tiempo o dinero en la rehabilitación. Para los estilos, puedes inspirarte en ideas que salgan en diferentes revistas o en Internet, algo que te será de gran ayuda cuando contactes con un equipo de profesionales especializados en rehabilitar o reformar una casa vieja, como Decomar, y explicar los cambios que deseas de forma más visual.

Después, es importante que solicites las licencias de obra pertinentes. Aunque en estos trámites te puede ayudar el equipo que hayas contratado, si tienes pensado comprar una vivienda antigua para rehabilitarla, conviene que vayas al ayuntamiento por si la construcción está afectada por algún tipo de ordenación urbanística ya que, de ser así, no te darán los permisos para la reforma.

Tampoco te olvides de establecer un presupuesto para la rehabilitación y destinar una pequeña partida a posibles cambios de última hora o imprevistos. Así lo tendrás todo controlado y no acabarás gastando de más.

Finalmente, recuerda que, en ocasiones, la reforma de una casa antigua tiene ayudas y bonificaciones, por lo que no está de más que consultes en tu comunidad o ayuntamiento si existen y los requisitos para obtenerlas.

Ideas para reformar una casa vieja y quitarle años de encima

Ahora sí, veamos algunas ideas para reformar una casa vieja.

Instalaciones eléctricas

En una vivienda antigua se deben cambiar y actualizar las instalaciones eléctricas. Piensa que no solo consumen más, sino que además, pueden causar problemas. De hecho, ¿sabías que el 30% de los incendios en una casa están ocasionados por una instalación eléctrica antigua?

Por supuesto, esto también te ayudará a mejorar el rendimiento energético, ahorrando más en la factura de la luz y todo, con la máxima seguridad para toda la familia.

Pintar las paredes

Pintar las paredes es algo relativamente simple, sin embargo, cambian por completo las estancias, restándole años a la vivienda, dotándola de una mayor luminosidad y transmitiendo más calidez. Lo habitual es apostar por el blanco, pero si quieres darle un toque más original y atrevido, tienes la posibilidad de añadir otros colores para darle más profundidad a los espacios. Eso sí, en pequeñas dosis para que no resulte recargado. Lo ideal es que escojas una tonalidad predominante y, después, te decantes por otra como complemento.

¿Y cuál es la mejor época para pintar las paredes? Sin duda, la primavera o el verano, aunque si se hace en otra época tampoco pasa nada.

Cambiar el suelo

Otra de las ideas para reformar una casa vieja y quitarle años de encima es cambiar el suelo. En este punto, es importante que no solo lo adaptes al diseño de la vivienda para que mantenga su estética natural, sino que también tengas en cuenta el clima en el que vives.

Por ejemplo, la madera es ideal para los ambientes más fríos, ya que es un gran aislante y además, aporta una gran calidez al hogar. Por su parte, la piedra es perfecta si vives en una zona cálida, al igual que la cerámica, que es original y más asequible a otras opciones.

En este sentido, los mosaicos hidráulicos son una opción muy utilizada porque dan una estética muy tradicional. Si tu casa ya las tiene y se conservan bien, puedes pulir y abrillantar los que estén en peor estado. De esta manera, ahorras dinero en el presupuesto y conservas la esencia de la vivienda. Por supuesto, lo mismo ocurre con otro tipo de suelos. A veces no hace falta cambiarlo por completo, sino realizar pequeños ajustes.

Los suelos de madera son perfectos para dar calidez al hogar

Reformar la cocina y el baño

En una construcción antigua lo más habitual es reformar la cocina y el baño porque son estancias de mucho uso y es normal que se note más el paso del tiempo respecto a otras habitaciones.

Así, para que sean más modernas y atractivas, puedes cambiar el suelo y pintar las paredes, pero también renovar el mobiliario, cambiar los sanitarios, sustituir la bañera por un plato de ducha y hacerlos accesibles para personas mayores, en caso de que sea necesario.

Recuerda que en este punto es importante seguir siempre el estilo acordado, no solo para que no se pierda el diseño original de la vivienda, sino también para adecuarlo al nuevo estilo que quieras conseguir. Todo debe casar a la perfección, lo antiguo y lo nuevo.

¿Qué te han parecido estas ideas para reformar una vivienda antigua? ¡Esperamos que te sirvan de ayuda y de inspiración!

Actualizado el