¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

La regla de oro para ahorrar dinero

asda

En el ahorro existen muchas reglas y formas de llevarlo a cabo. La realidad es que al final cada persona usa la que mejor o más le conviene: hay quienes ahorran a principio de cada mes, quienes prefieren ahorrar lo que les sobra, quienes siempre ahorran la misma cantidad y aquellos que dependiendo de lo que ganen cada mes, ahorran una cantidad u otra.

No hay una fórmula mejor o peor, lo verdaderamente importante es ahorrar de forma constante y puestos a pedir, cuánto más, mejor.

Ahorrar no es una tarea sencilla, requiere dejar de invertir en muchos productos o actividades que puedes disfrutar en el presente por un proyecto u objetivo a largo plazo y eso, no es siempre fácil de llevar a la práctica.

Es más, hay quienes, después de muchos años intentándolo, siguen sin saber la fórmula perfecta para ahorrar y siguen preguntándose “¿cómo debería distribuir mis ingresos para que mis finanzas sean saludables?” En este artículo voy a responderte a esa pregunta.

Reglas para el ahorro de dinero

Cuando queremos ahorrar, es habitual preguntarse “¿cómo puedo conseguir ahorrar?” y eso pasa porque la mayoría de las personas no sabe a qué productos o servicios destinan su dinero.

La solución principal pasa por una buena organización y un control exhaustivo de nuestras finanzas. Pues bien, para conseguirlo, existe una fórmula de ahorro muy sencilla que te permite conocer tus gastos en todo momento y saber cuánto dinero dedicas al ahorro. Es lo que se conoce como la regla del 50/20/30, que consiste en destinar el 50% de nuestros ingresos para gastos básicos, el 20% a ahorros y el 30% a gastos personales.

Es muy fácil:

  • El 50% de tus ingresos tienes que dedicarlo a gastos básicos: hipoteca, facturas, compra mensual, etc. Los llamamos gastos básicos porque tienes que pagarlos para cubrir tus necesidades básicas y por ello se llevan la mayor parte de tus ingresos. ¿Qué pasa si vives en pareja y no gastas el 50% de tus ingresos en gastos básicos? ¡Que pasas a ahorrarlo! Te recomiendo no gastarlos en cosas innecesarias y sumar ese dinero al porcentaje de ahorro.
  • El 20% del dinero que ganas tiene que ir dedicado al ahorro: este dinero supondrá, en el futuro, un colchón que te salvará de posibles deudas, reformas o cambios. En definitiva, te permitirá gozar de una buena salud financiera. Este punto es muy importante, sobre todo si eres joven, ya que cuando seas “mayor” agradecerás haber ahorrado una gran cantidad de dinero que te permita empezar a cumplir tus proyectos futuros.

    La mejor forma de conseguir ahorrar ese 20% es ingresándolo en una cuenta corriente distinta de la habitual y, por supuesto, revisando bien tus gastos mensuales para identificar aquellos que nos suponen una mayor cantidad de dinero cada mes y, si los redujeras, podrían desencadenar un gran ahorro.

    Por ejemplo: los suministros del hogar. Ten en cuenta que son muchos los suministros que derivan de una vivienda y, en consecuencia, puede ser mucho el ahorro derivado de un cambio de empresa o un cambio de contrato.

  • El 30% de tus ingresos se destinará al ocio que puedes disfrutar cada mes o, lo que es lo mismo, gastos personales: ropa nueva, viajes… De nuevo, ¿qué hacer si te sobra dinero después de haber disfrutado? Sumárselo al 20% de ahorro.

¿Cuánto dinero se debería tener ahorrado?

Para tener una buena salud financiera y estar preparad@ para futuros imprevistos, es importante tener ahorrado el dinero equivalente a 6 meses de gastos.

Esto quiere decir que podrías hacer frente a todos tus gastos durante 6 meses teniendo 0 ingresos.

¿Por dónde empezar a ahorrar dinero?

Lo primero que debes hacer para aplicar esta regla es calcular los diferentes porcentajes en función de tus ingresos y, a partir de ahí, ¡empezar a ajustar lo que gastas y lo que ahorras!

Actualizado el