¡Únete!

¡Inscríbete gratis y recibe las mejores ofertas a través de "Territorio Ahorro"!

¡Suscríbete!

La gestión de nuestros datos personales

datos personales

La recogida y tratamiento de los datos personales ha venido ocupando en los últimos años un lugar destacado en las políticas del sector privado y las administraciones públicas, debido a un progresivo avance de las tecnologías, que permiten almacenar la información en ficheros electrónicos y tratarla de forma automatizada. En este artículo vamos a definir el concepto de datos personales y cómo gestionarlos adecuadamente.

Qué se consideran “datos personales”

Los datos personales engloban la información relativa a la identidad y características de una persona y tiene diferentes niveles de protección. Los datos que hacen referencia a nuestra identidad y métodos de contacto, como nuestro nombre y apellidos, teléfono, dirección de e-mail; o relativa a nuestras preferencias de consumo son los que se recogen de forma más habitual en los formularios web, a la hora de realizar compras o transacciones y son recogidos y almacenados en ficheros electrónicos bajo medidas de seguridad como encriptado, códigos de acceso o código cifrado. En un nivel más elevado de protección se encuentra la información relativa a la situación familiar, creencias, ideología, estado de salud, situación económica o financiera o aquella que hace referencia a menores o personas en situación de vulnerabilidad. Es considerada información sensible y su acceso y tratamiento deberán estar restringidos a unas pocas personas y solo para determinados fines.

El derecho de acceso, rectificación, oposición y supresión de datos personales

Como consumidores podemos exigir que los datos personales que compartimos cada vez que efectuamos una compra, completamos un formulario, nos suscribimos a una newsletter o simplemente navegamos por un sitio web, no sean tratados para fines ilícitos y puedan ser eliminados o modificados cuando decidamos. Para ejercer nuestro derecho a la supresión o modificación de datos, debemos acudir a la política de privacidad de la empresa u organización. Este documento incluye la información de contacto del responsable de protección de datos o Delegado de Protección de Datos, a quien nos dirigiremos para solicitar la rectificación o eliminación de los mismos. Una vez efectuada la solicitud, el plazo de cancelación de los datos por parte de la empresa se realizará en un plazo de 10 días hábiles, y recibiremos una confirmación de que los datos han sido eliminados de su base de datos. También podemos ejercer nuestro derecho de oposición al tratamiento de datos personales (por ejemplo, para no recibir comunicaciones comerciales por vía telefónica o postal), cuando nuestros datos figuren en el fichero de alguna empresa, sin necesidad de cancelarlos, comunicándolo al responsable de protección de datos. El plazo para tramitar la solicitud de oposición al tratamiento será también de 10 días hábiles. Como empresas, tenemos la responsabilidad de poner a disposición de los usuarios una política de privacidad en la que se informe acerca de los datos que se recogen de los clientes o usuarios y con qué propósito los tratamos: la correcta prestación del servicio, la utilización con fines comerciales o estadísticos, o el cumplimiento de una obligación legal son algunos de los fines para los que es lícito recoger y tratar los datos personales. Esta información se debe proporcionar antes de prestar el servicio y estará disponible para su consulta en cualquier momento en la página web. El plazo de conservación de los datos deberá ser adecuado a la finalidad del tratamiento de los mismos.

La gestión de las “cookies”

Las cookies o rastreadores son archivos que contienen información sobre los usuarios que visitan la página web, que tienen distintas finalidades: mantener el correcto funcionamiento de la página, obtener información sobre las páginas visitadas o el posicionamiento de anuncios relacionados con las preferencias del cliente, entre otras. Podremos gestionarlas a través de un panel de preferencias, en el que elegiremos si prestar o no el consentimiento para que depositen las cookies relacionadas con fines comerciales o analíticos. Las cookies técnicas no podrán ser objeto de consentimiento de acuerdo a la normativa de protección de datos, que prevé una exención puesto que son esenciales para la prestación de servicios en el sitio web. Las empresas, asociaciones y todo tipo de organizaciones que dispongan de una página web deberán tener una política de cookies en la que se informe de los diferentes tipos de cookies utilizadas, su finalidad, si se trata de cookies propias o de terceros, el tiempo que permanecen almacenadas y la posibilidad de retractarse del consentimiento otorgado para depositarlas.

Actualizado el