Licencia de actividad turística

Hotel

Por suerte, parece que, poco a poco, podemos ir volviendo a la normalidad. En pocas semanas toda España se encontrará fuera del estado de alarma y podremos retomar una vida más o menos normal. Una de las cosas que más queremos que vuelva es el turismo.

España es uno de los referentes turísticos mundiales y el turismo es uno de los mayores sustentos económicos de muchas zonas de España. Si bien aún no se sabe en qué condiciones, por suerte el turismo se va reactivando poco a poco.

¿Cómo regular la oferta turística?

El turismo en nuestro país ha ido creciendo mucho en los últimos años. Aparecen nuevos formatos de alojamiento y aumenta el número de lugares disponibles. Pero eso no quiere que cualquier alojamiento pueda ejercer de alojamiento turístico.

Si quieres iniciar una actividad como empresario turístico con un hotel, apartamento turístico o una vivienda vacacional, necesitarás superar ciertos trámites administrativos que te permitan publicitarte y alquilar tus habitaciones. Sin los permisos o licencias preceptivos la actividad turística es una actividad ilegal.

Una licencia turística es un documento que autoriza la realización de actividades turísticas a los promotores de las mismas.

Establecimientos que requieren la licencia turística

Si bien lo primero que se nos viene a la cabeza al pensar en alojamientos turísticos son los hoteles, lo cierto es que los más abundantes en nuestro país son los alojamientos extrahoteleros, formados por apartamentos y viviendas.

Se puede decir que el apartamento turístico es un establecimiento formado por una serie de unidades perfectamente amuebladas y con las instalaciones y servicios necesarios para la ocupación inmediata en carácter de alquiler. Entre las instalaciones que tienen están las de conservación y preparación de alimentos (es decir, una cocina y electrodomésticos), un elemento que los diferencia de los hoteles.

Por su parte, la vivienda turística es aquel domicilio que es cedido a terceros por su propietario, de forma directa o indirecta, para una estancia de temporada. Deben poseer unos servicios e instalaciones mínimos y poseen cédula de habitabilidad.

Motivos para conseguir la licencia turística

Sin este tipo de licencias no se puede ejercer de empresario turístico. Si se incumple dicha norma se puede ser sancionado con multas realmente altas, algo cada vez más común porque la Administración está muy encima de este mercado.

La licencia turística es obligatoria para poder trabajar como empresario turístico de establecimientos hoteleros, apartamentos turísticos y viviendas vacacionales. La regulación de esta licencia tiene muchas diferencias según la Comunidad Autónoma. También hay diferencias en cuanto a las disposiciones municipales de las localidades, que pueden regular el alquiler turístico en función de sus necesidades o planes urbanísticos.

Tener esta licencia es obligatorio antes de la apertura del establecimiento al público. No basta con hacer la solicitud y abrir mientras esta se tramita.

Como hemos dicho, la gran disparidad en cuanto a la normativa asociada según la localización, no se puede decir cuánto se tarda en conseguir la licencia, pero se puede esperar un plazo estimado de 1-3 meses para la resolución.

¿Se puede perder la licencia?

Sí, mantener este tipo de licencia implica una buena práctica. Estas licencias se dan si se cumplen unos requisitos por lo que, si se dejan de cumplir, se puede perder la licencia.

Esto se puede descubrir con una inspección del establecimiento, por lo que hay que mantener el cumplimiento de las condiciones.

Además, se debe informar al órgano competente de la Comunidad Autónoma los cambios que pudieran afectar a la efectividad de la licencia:

  • Toda modificación o reforma sustancial, si modifica las condiciones en las que el establecimiento fue inscrito.
  • Cambios en el uso turístico del establecimiento.
  • El cambio de titular del establecimiento
  • El cese de actividad
Actualizado el