Cubiertas para piscina

Cubiertas

Ahorra tiempo, productos químicos, energía y agua cubriendo tu piscina.

Cubriendo la piscina podemos conseguir un ahorro anual en nuestro mantenimiento de piscina de más del 70% en nuestras facturas de electricidad, agua y suministro de productos químicos.

Al cubrir la piscina obtendremos los siguiente beneficios

  • Ahorro de tiempo en el mantenimiento
  • Ahorro en productos químicos
  • Ahorro de agua
  • Ahorro de energía

Ahorro de tiempo en el mantenimiento

Al tener tapada la piscina, no caerán restos de materia al fondo y por lo tanto ahorraremos tiempo a la hora de limpiar el fondo de la piscina.

Ahorro en productos químicos

Con la piscina cubierta, conseguimos un ahorro anual en productos químicos para la desinfección y regulación del pH, ya que el cloro no se evaporara con los rayos ultravioletas y además al caer menos materia orgánica al agua el consumo de cloro será mucho menor.

Ahorro de agua

Al tener tapada la piscina, evitaremos la evaporación y el aporte de agua nueva será menor.

Ahorro de energía

Si hacemos la instalación de un cobertor para piscina, conseguiremos un ahorro anual en electricidad, ya que nuestra depuradora necesitará menos horas de filtración para mantener el agua en perfectas condiciones.

Como hemos visto, al instalar una cubierta de piscina, todo son ventajas, ahorraremos en agua, luz, productos químicos y tiempo de mantenimiento.

Instalar un cobertor de piscina no suele ser sencillo y recomendamos que lo haga una empresa de piscinas especializada, ya que sabrán asesorarte sobre que cobertor se ajusta más a tus necesidades y tomarán las medidas necesarias para su fabricación.

Tipos de cobertores para piscina

Cobertor de invierno

Se trata de un cobertor de lona, normalmente de PVC, que se puede anclar sobre suelos de baldosas, madera, hormigón, etc con unos tornillos escamoteables de acero inoxidable. También se puede instalar sobre césped anclando el cobertor con unas piquetas.

Cobertor de verano

Un cobertor de verano, es aquel que se puede quitar fácilmente. Normalmente se utiliza un enrollador de acero inoxidable con acción manual. Este tipo de cobertores también se conocen como mantas térmicas, que ayudan a mantener el agua más caliente de la piscina consiguiendo alargar la temporada de baño.

Cobertor automático flotante de seguridad

Es un sistema de persiana flotante, este tipo de cobertor está diseñado para la seguridad de los más pequeños y para nuestras mascotas, ya que evitará una caída accidental dentro del agua. Para instalar este cobertor es necesario un eje enrollable y suministro eléctrico ya que funciona a través de un motor para poder abrir y cerrar la cubierta de la piscina. Existen modelos sumergibles donde la persiana enrollada queda oculta dentro del agua o de superficie, donde la persiana enrollada queda dentro de un cajón o a la vista sobre la playa de la piscina. También se utilizan para mantener el agua caliente y poder alargar la temporada de baño.

Actualizado el