¿Cómo ahorrar energía en tu cuarto de baño?

Baño

El cuarto de baño es para muchos, la estancia preferida de su casa. Un lugar donde disfrutar de la intimidad, relajarse y desconectar. Aunque nos pasaríamos horas y horas en él, debemos saber que también suele ser la estancia que más gasto energético genera. En él convergen la luz, la calefacción y el agua caliente sanitaria. Para que puedas disfrutar de tu baño sin tener que notarlo en tus facturas, hoy te daremos unos consejos para que aprendas a sacarle el máximo rendimiento. ¡Vamos a convertirlo en un espacio de bajo consumo!

¿Qué cambios debo hacer?

1- Baja la temperatura de tu calentador

La temperatura media de un calentador de agua convencional debe estar entre los 50-60°C, esta temperatura sería más que suficiente. Si la subes, existe riesgo de desarrollar bacterias, además, podríamos quemarnos más fácilmente o tener problemas con la cal en nuestro plato de ducha o bañera.

Si tienes un termo eléctrico, puedes instalar un reloj programador para que sólo funcione a ciertas horas. ¡Utiliza solo lo que necesites y ahorrarás!

Baño

2- Desenchufa todos los aparatos eléctricos

Una vez estén completamente cargados, ¡desenchúfalos! Tenemos la mala costumbre de dejar enchufado el cargador hasta que lo volvemos a utilizar. Cambia este hábito y guardale un hueco en tu mueble de baño para todos los cargadores. Una vez acabes, recuerda: ¡desenchufalo! Entre estos aparatos electrónicos encontramos los cepillos inalámbricos.

También solemos dejar enchufados secadores o planchas de pelo. ¡ERROR! aunque los apaguemos, estos se quedan en ”stand by” y siguen gastando energía.

3- Instala bombillas de bajo consumo

Es hora de decir adiós a nuestras bombillas tradicionales. Sustituyelas por LEDS de bajo consumo, tienen más potencia, duran más y consumen un 80% menos de electricidad que las halógenas. Además son mucho más rápidas ya que las halógenas tardan más tiempo en encenderse y se degradan rápidamente con los encendidos y apagados.

Baño

4- Mejora tu aislamiento

Revisar que no existen fugas, daños o posibles roturas en tu aislamiento mejorará la climatización de tu cuarto de baño sin necesidad de consumir energía para ello con calefacción. Muchas veces, a causa de fugas malgastamos mucha energía y no la aprovechamos por completo. Un aislamiento adecuado podría ahorrarte un 30% de energía.

Sigue estos consejos y verás como el consumo de energía de tu baño baja a final de mes. Son sencillos cambios que convertirás rápidamente en hábitos y rutinas. Un equipamiento sanitario de calidad, que tenga en cuenta el ahorro energético, será una ayuda extra, para ello, puedes visitar la web de Sanycces. Una empresa especializada en equipamiento sanitario de alta gama y con unos diseños de lo más minimalistas y mediterráneos.

Actualizado el